Estudiar está bien, pero trabajar es mejor

Me refiero a los adultos, por supuesto… a la Universidad. Con respecto a los chicos de secundaria, seguramente habría mucho que discutir, pero no es el caso.

Leía hace unos días cosas acerca de los movimientos desescolarizadores de los años ’70. Ivan Illich y otros abominan de la educación universitaria. La ven como una fábrica de desigualdades y como una pérdida de tiempo. Illich, como McLuhan y Reimer, creen (visionarios ellos) que la educación deberá obtenerse de la misma sociedad, a través de la propia vida y mediante las nuevas (recuerden que estamos en los ’70) tecnologías de la información y la comunicación.

Me paro a pensar, han pasado 30 o 40 años desde entonces y en qué punto nos encontramos. Yo, personalmente, en una Universidad anclada en la educación más tradicional. Tenemos tecnología, (sí, aunque poca), tenemos comunicación, (menos todavía)… también tenemos mucha memorización y todo tipo de pruebas de selección.

Cuando vaya dentro de poco a mi examen sobre Teorías e Instituciones Educativas, debería recordar todas las propuestas educativas interesantes del siglo XIX y más aún del XX. Todos los educadores relevantes, todas las teorías… ¿por qué? Quién sabe. ¿Lo recordaré dentro de tres meses? No…
Tendré una vaga idea, algo general, algunos movimientos y educadores, grandes rasgos.
Puede que otros estudiantes recuerden más cosas, pero en mi caso será difícil. Conozco cómo funciona mi mente. En alguna parte habrán quedado las informaciones necesarias para darme una idea bastante clara de lo que fueron las propuestas educativas del siglo XX y de dónde veían. Sin embargo, si necesito precisar, si quiero datos concretos, tendré que revisar mi manual, o mejor aún acudir a la Red. Como es natural…

Como informático, soy un usuario medio-avanzado. Me manejo bien con Windows, Linux y Mac. Los programas profesionales que he usado toda la vida me los conozco en profundidad… sin embargo nunca fui a la escuela aprender. A lo sumo practiqué muchas horas en compañía de libros y pregunté a gente que sabía más que yo.
No soy un caso aislado, un amigo es informático a nivel mucho más avanzado que yo… sin embargo, la carrera que estudió es la de perito agrónomo…
A los 22 o 23 años entré a trabajar en una editorial como redactor. Más que nada porque se me daba más o menos bien redactar textos cortos de corte publicitario y podía corregir las faltas ortográficas de otra gente. Al poco (1 año, era jefe de redacción y además hacía de grafista cuando la situación lo requería). Años después me dediqué al diseño gráfico y a la infografía. No era ni bueno ni malo, pero sí bastante eficiente. Jamás pasé por una escuela. Tal vez por eso ahora no tengo trabajo en ese campo y estoy haciendo algo completamente distinto.
Pero el caso es que me pasé 20 años metido en este negocio y muchos tebeos pasaron por mis manos… y todo lo aprendí trabajando.

Nena conoce bien su trabajo, está al corriente de un montón de leyes relacionadas con lo que hace. Es buena y eficiente… y tampoco fue a la Universidad a que le enseñaran.

Una de mis escritoras favoritas se licenció en ciencias físicas, pero escribe libros de viajes.

A qué seguir. Ya ven por donde voy…

La Universidad está bien, pero para formarse de verdad no hay nada como la práctica… y para hacer bien un trabajo, no importa cuál sea, la única forma es aprender haciendo.

Así que puede que sí, que tal vez Illich, McLuhan y los demás desescolarizadores tuvieran razón. Sin embargo si quiero hacer mi trabajo, el que yo y otros como yo estamos haciendo… pero lo quiero en mejores condiciones, mejor remunerado, mejor considerado…. no tengo más remedio que invertir mi dinero y mi tiempo en conseguir una titulación.

Parece que nos pasamos la vida estudiando pero en realidad los más importante no lo terminamos de aprender nunca… siempre acabamos por hacer el tonto o por pasar por el aro, que viene a ser la misma cosa…

Piénsenlo!!

Anuncios

4 comentarios en “Estudiar está bien, pero trabajar es mejor

  1. Permiteme que te recomiende un libro sobre educación, que me impacto dada mi trayectoria, con la edad cambiamos. “Divertirse hasta morir” de Neill Postman

  2. La educación en general, sobre todo la secundaria y la universitaria, son bastante malas, en contenidos y formas, ineficaces y por supuesto ineficientes (que no es lo mismo) en términos de economía, tiempo y esfuerzo de parte de la institución, la sociedad y de quien va a estudiar.

    Otra cosa que conspira en contra de la buena educación es el hecho de que todos van a aprender algo por obligación, porque los mandan, porque hay que tener un título, etc. Mientras que en el tiempo libre son y hacen OTRA COSA. Uno hace bien los hobbys/pasatiempos y le dedica horas y mucho esfuerzo, pero lo otro, lo que nos vemos obligados a recordar, lo olvidamos, y no lo disfrutamos, o lo hacemos sin ganas, apenas para obtener un aprobado o que no nos echen del trabajo.

    Ojalá todos pudieran descubrir desde muy jóvenes (tal vez con tests vocacionales, cartas astrológicas o como fuere) lo que les gusta, y pudieran estudiar y luego vivir de ello. Pareciera que nadie es feliz haciendo lo que hace, y eso tiene muchos costos: económicos, en salud…

  3. Gracias por la recomendación, Encarna. Lo buscaré en la biblioteca, aunque primero quiero acabar el curso. Faltan dos meses. Ahora viene el sprint final…
    Oye, muchas gracias por escribir. Me hace mucha ilusión que nos vayamos encontrando por aquí.

  4. Hola de nuevo Quique.
    He tenido mucha suerte en la vida. No siempre he hecho lo que he querido, pero sí bastantes veces. Lo pasé muy bien en los últimos años de bachillerato y cuando estudiaba Historia en la Universidad. Después de varios trabajos horribles, encontré uno maravilloso. Con el tiempo fue perdiendo atractivo, pero siempre seguía siendo mejor que otras cosas que probaba. Al fin se acabó y me meto en esto, que tb es maravilloso (me refiero a la educación social y a tratar con gente con problemas, como los muchachos que tengo aquí, ahora, con problemas de drogas y con la Justicia), pero hay cosas que deben mejorar. Por eso estoy estudiando.
    La Universidad a distancia (y pública, aunque no gratuita) es bastante mala, pero aun así, le estoy sacando partido. Sí es cierto que pierdo mucho tiempo al tratar de memorizar cosas que solo es necesario buscar cuando se necesitan, por ejemplo en la Red. Pero ahí tengo que ajustarme a lo que hay. No puedo pagar una privada y tampoco quiero dejarlo: el balance sigue siendo positivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s