Vocacion-es

Me he pasado veinte años de mi vida haciendo comics, como editor, grafista, rotulista… he pasado muy buenos ratos y he disfrutado mucho, sin embargo nunca pensé en ello como una vocación. Simplemente fue bonito mientras duró, un buen trabajo que sustituyó a otro feo y malpagado.


En cambio, desde que se planteó el hecho de trabajar en la Comunidad Terapéutica y más aún la posibilidad de estudiar Educación Social con ciertas perspectivas de éxito, supe que me hallaba ante una oportunidad de satisfacer algunas de mis aspiraciones más profundas, a la vez que de ganar el suficiente dinero con ello para mantenerme.
Un educador social, trabajará muy posiblemente con gente con problemas, de drogas, de alcohol, justicia, malos tratos, integración, etc, etc. Como he estado antes en los dos lados del problema, sé muy bien lo que es todo eso. Y, aún mejor, me encanta ser útil. Además, puedo tener una notable y efectiva capacidad de persuasión. No sé de dónde sale, pero está ahí cuando se la necesita…
Así que en eso andamos. Ojalá pueda acabar la carrera, si Dios, mis fuerzas y el Plan de Bolonia lo permiten, porque sé que una vez lo haya hecho puedo pasarlo pero que muy bien echando una mano aquí y allá.

Pero por si esto fuera poco, de pronto parece que surge una nueva oportunidad.
Desde pequeño ya me gustaba escribir. Recuerdo que en un viejo libro de cuentas, esos del debe y el haber, escribía una novela antes de los 6 años. Nunca la terminé. A esa edad, la vida pudo más que el arte. Estar sentado no era lo mío.

En la etapa de los comics, escribí bastante, pequeños textos publicitarios o de opinión. Eso me gustó, pero nunca lo consideré especialmente interesante. Un ejercicio tal vez…
El caso es que siempre deseé escribir, pero nunca me di permiso. La novela es demasiado para mí. ¿Ensayos?… ¡No! Cuentos… tal vez, pero al fin la respuesta a mí mismo venía el día de San Jorge y Día del Libro en estas tierras. Cientos, tal vez miles de libros que autores de gran calado (pocos) y mindundis (muchos) sacan con el fin de aprovechar el tirón de ese día y llevarse algo de tajada del mercado literario. Esos libros pasarán la mayoría sin pena ni gloria y como no pueden ser eternamente almacenados, porque eso es caro y hay muchos, al final, serán devueltos a sus autores si es que tienen un rincón en casa para guardarlos o serán destruidos…
Ni me imaginaba esa posibilidad. Un montón de esfuerzo (nos solo literario, sino también de mercadeo. Hay que suponer que editar tu primer libro no es tarea fácil) para acabar en la guillotina… Muy mal.
Pensé, hace dos o tres años, que los podcast podrían ser la respuesta. Y lo son a nivel comunicativo, pero no literario. Un podcast requiere un pequeño guión y ganas de hablar… a ser posible improvisando un poco. Eso es muy satisfactorio, pero poco literario.
Y al fin, casi resistiéndome, caigo en las redes del bloggin… Cuando esto parece que ya lleva un montón de tiempo y se habla de leyes restrictivas, resulta que llego yo y me doy cuenta de que pueden satisfacer esa, mi vieja necesidad creativa.

Y aquí estamos tratando de contarles a amigos y desconocidos, el día a día, las pequeñas cosas, las ‘momeces’, que me vienen a la cabeza y considero que pueden ser interesantes, no solo para mí, sino para los demás.

Me gusta: hay que tener o buscar una idea o mejor un hecho y afrontarlo, a ser posible, de una forma creativa o desde un ángulo digamos que original. Además, tratándose de este medio, hay que controlar la extensión y, en la media que uno pueda, darle el mejor uso posible al lenguaje.
En mi caso, esto no me parece que sea arte, pero sí es una gran satisfacción y cuando sé que ustedes me leen (y no digamos si comentan) la satisfacción es entonces completa.

Anuncios

3 comentarios en “Vocacion-es

  1. Bien !! por la decisión y el gusto de darte estimado Momo!!

    Mira que eto del blog es para disfruitarse , igula algunos hacen negocio y otros simplemente dejamos salir el alterego,, jajaja!!

    Me da gusto leerte y escucharte.

    Aqui te sigo

  2. Bueno!. Por qué no empezar entonces por las nuevas confesiones de un publicitario. En vez de Ogilvy, Momo. ¿Que tal?

  3. Gracias de nuevo, Claudia. Cuento con tu presencia por estas ‘páginas’… :-)

    Jorge, hola, me alegra leerte de nuevo, aunque cuando paso días sin saber de ti, imagino que estarás ocupado y eso tb me alegra. Creo que se tiene a Ogilvy como el mejor publicitario del mundo o uno de los más influyentes por lo menos. Nada que ver conmigo que solo quiero escribir un poco y disfrutar de la compañia, tan cercana gracias a este medio, de quienes tenéis la amabilidad de leerme.
    Así que trataré de hacer una o dos entradas cada día, si es que consigo encontrar cosas divertidas o interesantes que contar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s