Archivos Mensuales: junio 2008

Vuelta al pasado, desorientación informativa y preguntas sin respuesta…

Miro a mi alrededor, física e informativamente hablando, y no consigo distinguir qué está pasando.

En España se supone que estamos inmersos en una crisis económica de proporciones desconocidas,  sin duda una crisis muy grave, pero el Gobierno lo niega y prefiere usar eufemismos como recesión, decrecimiento, nueva realidad y otros.
Como sea, España que es un país cuya economía está basada en gran medida en la construcción y en la obra pública, ha visto explotar la llamada ‘burbuja inmobiliaria’.

Los precios de los pisos subieron hasta niveles casi imposibles. Los intereses se encarecieron y la gente dejó de comprar. Después nos hemos dado cuenta de que el precio de la vivienda está hinchado, así como las hipotecas. El piso o la casa que compramos no valía tanto como nos decían. Pero los bancos nos prestaron dinero por encima del valor y nosotros firmamos las hipotecas. Ahora debemos más de lo que vale nuestra casa. Ni vendiéndola, si es que alguien quisiera comprarla, conseguiríamos enjugar la deuda.
Sigue leyendo Vuelta al pasado, desorientación informativa y preguntas sin respuesta…

La crisis de las 65 horas

Con fecha de 10 de junio el blog Palinuro de Ramón Cotarelo publicaba la siguiente entrada que transcribo, no sin antes mencionar algo que ya he contado en otras ocasiones… y es lo que mi abuela le decía a mi padre cuando este se puso a hacer horas extra allá por el final de los 60 y principios de los 70: “Tanto luchar para conseguir la jornada de 8 horas y ahora vosotros la estáis regalando a cambio de una nevera”…

Sigue leyendo La crisis de las 65 horas

Afganistan: A las 5 de la tarde

Hace ya algunos años que me intereso por lo que ocurre en Afganistan. Los oyentes de Solo 24 Horas recordarán nuestro número 60 dedicado a este país ( uno de los Solo 24 Horas que más satisfecho me dejó) y una entrada posterior en el mismo blog, titulada Todo sobre Afganistan, con muchos enlaces para completar la información del podcast…

Pues hoy he tenido la oportunidad de ver en CTK (uno de los canales de televisión por cable) “A las 5 de la tarde”. Una excelente película de 2003 (es decir, después del 11-S) y Premio del Jurado de Cannes.

He quedado tan entusiasmado con el tratamiento a la vez comprometido y sutil que la directora, Samira Makhmalbaf, le da al film y en particular a sus personajes femeninos, que no puedo menos que recomendárosla, si es que econtráis la oportunidad de verla.

Si algo le criticaría a “A las 5 de la tarde” es que la dura realidad afgana queda parcialmente diluida en la película a causa de los bellos rostros protagonistas, las ruinas majestuosas, los burkas exquisitamente inmaculados y otras licencias que diluyen hasta cierto punto la violencia, la miseria, el hambre y la muerte que domina la tierra afgana por sus cuatro costados.

He colgado algunos fotogramas en mi cuenta de flickr y aquí hay un pdf con una entrevista a Samira.

Termino con sus propias palabras, que definen muy bien lo que es capaz de hacer el buen cine y lo que hace esta película:

Mi película lo que intenta es corregir la información errónea que los políticos y los medios crearon. La radio y la televisión constituyen la voz oficial del poder, mientras que el cine es tan solo un medio en el que su autor puede poner voz al verdadero espíritu de la nación. Entendemos el espíritu de la India como aquel que se muestra en las películas de Satyajit Ray, no el que aparece en los video clips y la televisión via satélite. Ken Loach muestra la voz de los británicos mientras que la BBC o Tony Blair tan solo son los portavoces de la política oficial de Inglaterra.

Gasolina mucho más barata: ahorrar es posible

El blog Sindinero.org ha publicado el curioso post que corto-y-pego a continuación. Puede que las sugerencias para el ahorro sean interesantes. Yo pondré en práctica alguna de ellas, como repostar al amanecer… de hecho ya lo hago casi siempre. En cambio no creo que reposte cuando estoy a medio depósito, eso me haría perder el tiempo y no sé si me compensaría… aunque quién sabe.

De todos modos, yo sigo una estrategia muy eficaz desde que hago cada día 50 km. aproximadamente. Y es conseguirse una tarjeta de crédito o algún otro sistema por medio del cual nos hagan descuento en la gasolina que compramos. En mi caso, todo consiste en usar una Visa de Cepsa, con eso consigo descuentos de entre el 5 y el 8 por ciento, dependiendo de en qué gasolinera llene el depósito… por supuesto, siempre de esa empresa.

Conseguir este tipo de descuentos es fácil. Lo que no es tan fácil es llevarse el 8%, pero en España se puede… y supongo que tb en otros países…

Dicho esto os dejo con los trucos.

1er Truco: Llenar el depósito por la mañana temprano.La temperatura ambiente y del suelo es más baja. Todas las estaciones de servicio tienen sus depósitos bajo tierra. Al estar más fría la tierra, la densidad de la gasolina y del gasóleo es mayor. Al contrario pasa durante el día, que la temperatura del suelo sube, y los carburantes tienden a expandirse. Por esto último, si usted llena el depósito al medio día, por la tarde o al anochecer, el litro de combustible no será un litro exactamente. En la industria petrolera, la gravedad específica y la temperatura de un suelo, juegan un papel muy importante. Donde yo trabajo, cada carga de combustible en los camiones es cuidadosamente controlada en lo que respecta a la temperatura. Para que cada galón vertido en la cisterna del camión sea exacto.2º Truco: Cuando llene el depósito, no apriete la manilla del surtidor al máximo. Según la presión que se ejerza sobre la manilla, la velocidad del surtidor puede ser lenta, media o alta. Elija siempre el modo más lento y ahorrará más dinero. Al surtir más lentamente, se crea menos vapor, y la mayor parte del vertido se convierte en un lleno eficaz. Todas las mangueras surtidoras devuelven el vapor a al tanque. Si llenan el depósito apretando la manilla al máximo un cierto porcentaje del precioso líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación. Con lo cual, consiguen menos combustible por el mismo dinero.3er Truco: Llenar el depósito antes de que este baje de la mitad. Mientras más combustible haya en el depósito, menos aire hay en el mismo. El carburante se evapora más rápidamente de lo que usted piensa. Los grandes depósitos cisterna de las refinerías tienen techos flotantes en el interior, manteniendo el aire separado del combustible, con el objetivo de mantener la evaporación al mínimo.4º Truco: No llenar el depósito cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni inmediatamente después. Si llega usted a la estación del servicio y ve un camión cisterna que está rellenando los tanques subterráneos de la misma, o los acaba de rellenar, evite, si puede, repostar en dicha estación en ese momento. Al rellenar los tanques, se remueve el combustible restante en los mismos y los sedimentos del fondo. Así que corre el riesgo de repostar combustible sucio.

¿Qué Europeísmo?

Gerardo Pisarello y Jaume Asens, de Dominio público, analizan con muy buen ojo, partiendo del no irlandés al Tratado de Lisboa, “la desafección que el proceso de integración está generando como producto de su persistente deriva antidemocrática y antisocial.”

Callo y les doy paso:

Para un cierto europeísmo autocomplaciente, las críticas de fondo al proceso de integración siempre pueden explicarse apelando al trasnochado provincialismo o a la falta de información de quien la profiere. Si se objeta el carácter furtivo y tecnócrata de las decisiones adoptadas por las instituciones comunitarias y los Estados miembros, sólo puede hacerse de la mano de Le Pen o de algún excéntrico tory británico. Si se cuestiona el sesgo antisocial de las políticas fraguadas en Bruselas con el visto bueno del representante estatal de turno, ello obedece a un miedo atávico a la globalización y a las oportunidades que ofrecen la competencia económica y el libre mercado. Si se considera, en fin, que una manera de expresar el desacuerdo con el proyecto europeo oficial es no votar o rechazar los tratados que con nocturnidad y alevosía pretenden consolidarlo, sólo cabe atribuirlo al chovinismo o a la inmadurez de los votantes.
En la cabeza del euroentusiasta, conservador o pretendidamente de izquierdas, no cabe otra oposición a la Unión Europea realmente existente que la atribuible a algún tribalismo irredento o a un pobre sentido de complejidad de las cosas. De ahí su mot d’ordre tras el rechazo francés y holandés al Tratado constitucional y tras el reciente no irlandés a su versión casi siamesa, el Tratado de Lisboa: evitar, a cualquier precio, las consultas a una ciudadanía que, a fin de cuentas, no está a la altura de la empresa que generosa-
mente se le ofrece.

Seguir leyendo en el blog de Dominio público

Amnistía Internacional

Me ha encantado este vídeo que me recomendó Cristobal, y aunque hace solo un par de días que colgue una versión distinta, pues hoy me apetece colgar ésta. Si queréis, podéis decirme como veis este asunto de las firmas que suelen recoger algunas ONGs como Amnistía y qué vídeo os parece más eficaz o interesante.

Por mi parte, deciros que hace tiempo que participo en esto de las firmas de Amnistía… a veces con más entusiasmo y otras menos. Creo que puede funcionar en algunos casos. Desde luego, siempre es mejor que quedarse de brazos cruzados.

Vodpod videos no longer available.
more about “V“, posted with vodpod

Firefox 3. Poder… de convocatoria

Hoy era el día en que todo el mundo debía demostrar que el software libre puede imponerse al sofware comercial, descargando, todos a una en solo 24 horas, el nuevo Firefox 3.
El objetivo se ha cumplido, puesto que, según parece, los servidores de Mozilla se han visto totalmente colapsados por una avalancha de peticiones que ha superado en mucho las expectativas más optimistas.
Sigue leyendo Firefox 3. Poder… de convocatoria

¿Es esto la crisis de los 50?

Vi hace un par de días en la TV por cable una entrevista más o menos reciente a Iván Zulueta (ex-director de Arrebato y algo más de cine, cartelista, fotógrafo…) en la que afirmaba haberse convertido en un mal espectador de cine.
Al principio interpreté sus palabras como expresión de una exigencia o necesidad, a menudo no satisfecha, de ver buen cine… o cine que aporte algo nuevo a quien lo ve.
Pero luego me di cuenta que Zulueta no asocia ese problema al cine actual y a su calidad intrínseca, como si se tratará de un causa y un efecto (mal cine = insatisfacción del espectador) sino también a un problema, suyo, de edad.
Eso me hizo pensar y me sentí identificado desde el mismo momento en que lo escuché.
La sensación se hizo más intensa cuando después traté de ver dos películas con un buen nivel de compromiso cinematográfico y buenas críticas.
Efectivamente, el problema no necesariamente está en la película, sino en uno mismo, que tiene la sensación de dejà vu…
La que intentaba ver, y dejé a medias la noche pasada es Boys don’t cry de Kimberly Peirce.
Se trata de una chica, homosexual, que se viste de chico y vive unas experiencias entre duras y sórdidas, a veces llenas de ternura, en un ambiente difícil de la Norteamérica más ‘rústica’, miserable, desolada y salvaje.
Tal vez yo esperaba ver algo diferente y me encontré con varias cosas que ya conocía. La chica, vestida de chico, se comporta como tal hasta que la descubren y, por tanto, hasta ese momento tenemos una historia como tantas de la llamada América profunda… y ahí empieza mi problema, que tengo casi 50 años y ya he visto unas cuantas películas parecidas. Seguramente si tuviera 30 años menos no diría lo mismo… Sigue leyendo ¿Es esto la crisis de los 50?

El poder de tu firma

Ojalá sea esto cierto y se puedan salvar vidas firmando. Yo al menos quiero creerlo…

¡Ah! Otro sitio donde te puede gustar echar una firmita y dejar un mensaje: Se trata de la celebración del 90 aniversario de Nelson Mandela. A mi entender Mandela no solo luchó por los derechos civiles de los negros en Sudafrica y sufrió una larga condena de prisión por ello, sino que además tuvo mucho que ver en que se evitara un buen baño de sangre en el momento en que el poder cambió de manos en ese país.
Su cumpleaños es el 27 de junio. Más información en el periódico El País.