Afganistan: A las 5 de la tarde

Hace ya algunos años que me intereso por lo que ocurre en Afganistan. Los oyentes de Solo 24 Horas recordarán nuestro número 60 dedicado a este país ( uno de los Solo 24 Horas que más satisfecho me dejó) y una entrada posterior en el mismo blog, titulada Todo sobre Afganistan, con muchos enlaces para completar la información del podcast…

Pues hoy he tenido la oportunidad de ver en CTK (uno de los canales de televisión por cable) “A las 5 de la tarde”. Una excelente película de 2003 (es decir, después del 11-S) y Premio del Jurado de Cannes.

He quedado tan entusiasmado con el tratamiento a la vez comprometido y sutil que la directora, Samira Makhmalbaf, le da al film y en particular a sus personajes femeninos, que no puedo menos que recomendárosla, si es que econtráis la oportunidad de verla.

Si algo le criticaría a “A las 5 de la tarde” es que la dura realidad afgana queda parcialmente diluida en la película a causa de los bellos rostros protagonistas, las ruinas majestuosas, los burkas exquisitamente inmaculados y otras licencias que diluyen hasta cierto punto la violencia, la miseria, el hambre y la muerte que domina la tierra afgana por sus cuatro costados.

He colgado algunos fotogramas en mi cuenta de flickr y aquí hay un pdf con una entrevista a Samira.

Termino con sus propias palabras, que definen muy bien lo que es capaz de hacer el buen cine y lo que hace esta película:

Mi película lo que intenta es corregir la información errónea que los políticos y los medios crearon. La radio y la televisión constituyen la voz oficial del poder, mientras que el cine es tan solo un medio en el que su autor puede poner voz al verdadero espíritu de la nación. Entendemos el espíritu de la India como aquel que se muestra en las películas de Satyajit Ray, no el que aparece en los video clips y la televisión via satélite. Ken Loach muestra la voz de los británicos mientras que la BBC o Tony Blair tan solo son los portavoces de la política oficial de Inglaterra.

Anuncios

2 comentarios en “Afganistan: A las 5 de la tarde

  1. Hola.

    El buen cine, efectivamente, puede hacer eso y más. Pero el cine de Ken Loach no, desde luego no muestra la voz de los británicos. Qué reduccionistas serían si fuese así…

  2. Estoy de acuerdo contigo… Quizás esta directora, Samira M., no conozca la realidad británica, que sospecho debe de ser compleja como la que más. Imagino que el cine de Loach si lo conocerá bien…
    Por mi parte diría que Loach es un realizador más que aceptable que refleja solo una parte de la realidad británica y lo hace desde una posición de compromiso… no sé si excesivo. Por citar las que me han gustado: La Cuadrilla, Lloviendo piedras y bastante Riff Raff. Curiosamente no he visto la que va sobre la Guerra Civil española. No me ha apetecido.
    No me han gustado demasiado, por simplistas, La Canción de Carla y Mi nombre es Joe.
    Ladybird me superó. Hay días que un exceso de dolor, aunque sea ajeno y fílmico, se me atraganta. Y no terminé de verla.
    En cualquier caso el cine tiene una libertad que no se encuentra en los medios de comunicación. Así que lo que vemos: supuestamente imaginario, es a veces más real que la propia realidad.
    Hay películas, que aun sabiendo que son imaginarias, me las creo más que si fueran un documental. Pienso: tal vez no ha ocurrido así, pero ha ocurrido de otra forma. O no ha pasado aún, pero ya pasará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s