A veces surge si no una respuesta, al menos un resquicio…

Diluyendo fronteras es un sitio web de difícil clasificación.

Ellos, en su web, dicen esto de sí mismos, entre otras cosas:

Diluyendo Fronteras provoca.
No reconocemos ni construimos verdades, ni certezas.
En ese umbral nos sentamos a pensar.
Pensamos juntos, no lo mismo.
Ese umbral provoca en nosotros un salto cuántico, un cambio cualitativo de realidad.
Como ahora no sabemos… ni suponemos… nos juntamos a pensar.

Por mi parte hace tiempo que recibo vía e-mail sus escritos. He de decir, que no siempre les leo. A veces me lo impide el tiempo, o la densidad de su propuesta… otras veces no me parece interesante lo que dicen o no puedo estar de acuerdo… a veces sí lo hago.

Hoy corto y pego aquí un pequeño fragmento de una entrevista que les hicieron y que me ha llegado por e-mail. La he buscado en su portal, pero no la encuentro. Quizás esté. Si os gusta lo que os muestro aquí, buscadla, si no la veis, os la envío o la pongo completa por aquí.

Lo que me ha motivado más del fragmento que os pego es que en cierta forma responde o al menos abre algún resquicio a mis preguntas del post, ese largo, de hace unos días.

Me interesa también que a pesar de que, como muchos critican el neoliberalismo, no parece que lo vean como el comienzo de algo, sino como el fin de una época: La Modernidad.

Sin embargo no queda claro que la nueva época, que se niegan a llamar posmoderna, pueda ser, según Diluyendo Fronteras, una continuación de la anterior…

En fin, vedlo vosotros  mismos, en el fragmento de entrevista que reproduzco:

¿Cómo nace Diluyendo Fronteras?
Diluyendo fronteras nace inicialmente como un proyecto de radio en el año 2005, como forma de expresión de un grupo de pensamiento que quiso pasar a la acción. Sin embargo existen numerosos antecedentes, uno de los cuales es, sin duda, la insurrección de diciembre de 2001 acá en Argentina y otro, para algunos de nosotros, nuestras militancias en los setentas.

¿Tod@s l@sintegrantes son de Argentina?
Todos los que participamos del colectivo somos de Argentina.

¿Cómo deciden qué temáticas abordar?
Las temáticas que abordamos forman parte de los debates. Nuestras producciones no transitan la actualidad, aunque algunos acontecimientos actuales nos provoquen a pensar, y a partir de eso conceptualizamos, desenfocando el hecho puntual.

¿Cuál consideran es la mayor problemática social que enfrenta actualmente Argentina?
La mayor problemática que enfrenta Argentina, para nosotros hoy, es la misma que atraviesa Latinoamérica y el mundo. El fin del Estado de Bienestar y la construcción de un Estado Neoliberal produce cambios estructurales en todo el mundo. La emergenciade un nuevo “ciudadano mundial”, el consumidor, rompe los mitos fundantes del Estado-Nación. Es el fin del ordenador simbólico de las relaciones sociales y el comienzo de una nueva era. Es el paso de lo trascendente y estructural a lo inmanente y situacional. Es el paso de lo institucional, (rígido, sólido) a lo relacional (lo fluido). El paso de los proyectos y programas a los trayectos y diagramas. El paso del Ser al hacer, del sustantivo al verbo y éste en gerundio, por ello “diluyendo”. Caminando preguntamos.
Pero por grave que parezca el fin de las certezas, para nosotros se abre un espacio de gran creatividad, donde el Poder tiene grandes dificultades para capturar y encausarlas diversas rebeldías que se manifiestan heterogéneas. Es el fin de una época, aquella que habitualmente llamamos Modernidad. Esta nueva época no es la posmodernidad ni tendrá nombre hasta manifestarse con todas sus potencialidades. Hablar de posmodernidad sería referenciarse en la Modernidad, definirse a partir de ella, con efectos reactivos que conservarían sus elementos esenciales en una nueva visión contra-hegemónica.
No es que “objetivamente” esto suceda, sino más bien una postura militante de ponerle fin a la sociedad disciplinaria que capturó a cada persona en modelos identitarios y uniformes transformando en ciudadano a ese sujeto que pasaba por la familia, la escuela, la fábrica, el hospital, el cuartel… (el sujeto sujetado del que habló Foucault).
Apostamos a la ruptura de la identidad como unidad programática y reivindicamos a la diferencia que genera unidad en la acción.
Un mundo donde quepan muchos mundos, dirían los zapatistas, la indiferencia a la diferencia, diría Raúl Cerdeiras, la inmanencia de la presencia y el fin de la representación.

[…]

Algo que deseen agregar que consideren importante…
Algunos de los autores por los que transitamos, además de los tradicionales (Marx, Bakunin, Lenin,Trotsqui, Mao, Luxemburgo, Che, etc.) son Ignacio Lewcowicz, Cristina Corea, Gil Deleuze, Michel Foucault, John Holloway, Toni Negri, Michael Hard, Raúl Cerdeiras, Alan Badiou, Colectivo Situaciones, textos del zapatismo mexicano, Giorgio Agamben, Heinz von Foerster, etc.

***

Anuncios

2 comentarios en “A veces surge si no una respuesta, al menos un resquicio…

  1. Hola, Anónimo. Me alegra verte por aquí.
    En principio no he dicho nada que fuera dirigido exclusivamente a ti o a vosotros. Es un post como los demás, para tod@s.
    Y, aunque supongo que se podría añadir mucho más, por el momento prefiero no hacerlo. Si quieres hacerlo tú, me encantará tener más opiniones. El tema da de sí…
    ¡Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s