Descansa en paz

El 19 de abril escribí un post titulado No te hagas viej@, donde entre otras cosas contaba que mi tía había sufrido una embolia y la reacción tardía del la residencia donde se encontraba.

Este 6 de septiembre mi tía ha fallecido. En algún momento pareció que podría recuperarse, al menos parcialmente, pero no fue así y poco a poco se fue poniendo peor.

El último mes ha sido difícil para ella porque ya nada le funcionaba bien y constantemente tenía fuertes subidas de fiebre, problemas para beber y comer, y para respirar.

Ahora esto ya ha terminado y descansa en paz.

La foto que adjunto que me gusta mucho porque todos nos reímos, está hecha en la Navidad de 2006 en nuestro apartamento del pueblo grande casa de mi madre, en Barcelona. Mi tía está a la derecha de la foto y mi madre a la izquierda (con el cuello de la camisa blanco). Si hacéis clic la podréis ver un poco más grande…

Anuncios

10 comentarios en “Descansa en paz

  1. Lo siento Jordi, lo que comentas en el otro blog es muy cierto y más cuando los ancianos hoy en dia y con la revolución tecnológica que han vivido son percibidos como seres de otro siglo con los que no se puede hablar de nada, realmente hasta ellos se sienten impotentes ante tanto cambio y un niño pequeño llega a sentir que sabe más que su abuelo. Debe ser muy triste haber vivido 70 años con todas sus experiencias y que no tengas a nadie con quien compartirlas y debe ser muy doloroso sentirse una carga, incluso aunque tengas suerte y no lo seas para los que te quieren. Un beso.

  2. Gracias por el comentario, Txoni. A pesar de la revolución tecnológica por la que difícilmente pasan los ancianos y otra mucha gente que no es mayor, yo creo que si alguien ha vivido un poco la vida o al menos ha pensado un poco, siempre tiene algo que aportar.
    Es tradicional en mí buscarme amigos mucho mayores, gente curtida con ideas en la cabeza y vida a la espalda. Yo siempre disfruto con ellos. Sin embargo es cierto que a veces no son comprendidos. Ayer mismo un amigo que solo se acerca a los 70 me comentaba lo mucho que le cuesta hacerse viejo, por los achaques y porque en la familia, los jóvenes le dejan un poco de lado…

  3. Hola, Jorge. Gracias. Hoy vamos a pasar el día con mi madre, que es quien más de cerca ha vivido la enfermedad mi tía. Un abrazo

  4. Hola Jordi,

    Hacía unos días que no visitaba tu blog, y acabo de enterarme de esta triste noticia.

    No conocía a tu tía, pero mas de una vez hemos hablado un poco de ella comparando sus enfermedades con las de mi madre, así que en consecuencia y aunque de lejos, algo tambien me toca y siento por una parte su fallecimiento, pero por otra, seguramente habrá sido un descanso para ella, así que, efectivamente, que descanse en paz.

    Un abrazo,
    Vicente

  5. A mí tía le pasó un poco como a mi tío… fueron perdiendo las ganas de vivir. Él porque tuvo una vejez larga y agobiante según yo lo veo. Se fue apagando como una vela… pero pasaron años.
    Mí tía tenía problemas graves de visión que le impedían caminar con seguridad y leer. Y además problemas de huesos que le limitaban aún más la movilidad. Eso lo sobrellevaba, junto con la soledad producto de no tener hijos y estar en la residencia de ancianos sin mi tío…
    Pero la embolia dio al traste con sus deseos de vivir. Al principio pareció que algunos días quería luchar, pero al final la enfermedad pudo con ella.
    Gracias por escribir. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s