Excesos. Séneca, Agamenón…

Recojo unas palabras de Séneca, el filósofo estoico y político nacido en Córdoba en la España romana del I siglo, que me parecen muy acordes a la necesidad de austeridad que vivimos actualmente.

Necesidad no solo individual, sino decididamente global. En la cultura musulmana aún se valora la humildad y la no-ostentación. Séneca, aunque se dice que no supo llevarlo a la práctica en su propia vida, fue todavía más allá, como lo demuestra el texto siguiente del primer acto de su tragedia Agamenón.

…y aunque las guerras estén aquietadas y cese la perfidia, las grandezas se ven oprimidas por su propio peso y la Fortuna se rinde a su propia carga. Las velas, hinchadas por favorables Notos, sufren el peligro del demasiado viento; la torre que interna su espadaña entre las mismas nubes es azotada por el vendaval lluvioso, y el bosque que difunde espesas sombras ve los añosos robles quebrantarse: hieren los rayos los elevados cerros: son los cuerpos más grandes los que están más expuestos a las enfermedades; y cuando en las praderas vagan en libertad las bestias insignificantes, ofrecen las más grandes su erguida cerviz más seguramente a los tiros que las hieren. Todo cuanto la Fortuna encaramó en alto puesto, ella lo ha de derribar. La vida modesta es la que más dura; dichoso el que está contento con una medianía de vida. Se ciñe a la costa, impulsado por brisas seguras, y temeroso de arriesgar su barquilla en la alta mar va bordeando las tierras, que toca de cerca con sus remos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s