Lisboa, la ciudad blanca

Esta foto del “elevador da Gloria” la tomé hace mucho, en mi primera visita a Lisboa, cuando era prácticamente un crío. Pasé dos semanas en esa ciudad que me cautivó para siempre.

No hacía mucho de la Revolución de los Claveles ni de la muerte de Franco y el clima que vivíamos, tanto en Portugal como en España era totalmente insólito e irrepetible.

Estoy recuperando viejas fotos y hoy he subido a flickr unas que me han gustado especialmente (en realidad queda mucho por revisar). Este funicular que comunica la parte baja de la ciudad (se coge en la Avenida Restauradores, muy cerca del Rossío) con la parte alta tiene un encanto incomparable.

Casi todos los días lo tomábamos después de comer, para subir hasta un lujoso local, patrocinado por el municipio, donde por muy pocos ‘escudos’ podías deleitarte con los mejores Portos.

Le dedico la foto a mi amigo bonaerense, Jorge, quien, como yo, siente fascinación por los funiculares.

Anuncios

2 comentarios en “Lisboa, la ciudad blanca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s