Las cosas sencillas

pan

Hace unos días Nena dijo: “Si quieres podemos probar a hacer pan. Una compañera de trabajo me ha explicado cómo lo hace su madre…”

Me alegró mucho oírlo, porque es algo en lo que yo había pensado algunas veces, pero como supone más trabajo no me atreví a decírselo a Nena.

El caso es que como supuse que amasar es pesado, me ofrecí a hacerlo yo… y, bueno, ayer ya hicimos nuestra segunda hornada.

Sobre la primera, ya habló Nena en su blog El Abanico, y además dio la receta que, de todos modos, estamos tratando de perfeccionar. Ayer ya hicimos una cantidad más contundente, como un kilo y pico. Salió bien. El que sobró es para congelar. Espero que no pierda por eso…

En fin, esta noche he cenado mi clásico bocadillo de atún con pimientos, pero esta vez con pan hecho por nosotros… ¡y sabe mucho mejor!

Anuncios

7 comentarios en “Las cosas sencillas

  1. Es verdad, sabe muchisimo mejor, ayer a parte de los bocatas de Momo, hicimos unos pequeños panecillos, y ahora me he comido dos, se nota la diferencia, aunque creo que podemos mejorarlo, ya os iremos contando…

    Besitos
    Nena

  2. Nena se ha puesto esta mañana a hacer más pan y cuando me he levantado ya había panecillos nuevos, esta vez hechos agregando un poco de margarina. Quedan más doraditos y tienen otra textura, pero me gusta más con harina y basta.
    Ya nos darás tu receta, Jorge

  3. Por ahora son simples. Estoy experimentando. Pero cuando vaya a Barcelona, si me invitás a tu casa, les preparo Scones irlandeses. ¿Sí?

  4. ¡Hecho! Serás bienvenido, aunque por desgracia tengo que ser bastante cuidadoso con lo que como. Algunos a ‘ciertas edades’ tenemos problemas con el colesterol y cosas por el estilo… :-)

  5. Tranqui Momo. Los irlandeses son longevos, no conozco ninguno que haya reventado por comer scones, es comida sana.
    Aunque a ellos no los mata ni la cerveza claro, y chupan que da gusto.

    En fin…

  6. Puede que los irlandeses seáis longevos, pero los catalanes, como se dice por aquí: ni fu ni fa… o sea, ni poco ni mucho, así que trato de cuidarme, comiendo sano… y poco…
    No queremos que Nena se lleve un susto, jajaja…
    ¡Ah! Quería decírtelo por correo o en el comentario de antes y se me estaba pasando. Ya me leí el cuento del capote de Gogol: Bueno, sí señor. Estos rusos no necesitan un superacontecimiento para hacer una buena historia.
    Y, lo que decíamos otro día, qué vidas tan aparentemente insustanciales que vivía la gente pobre hace poco más de un siglo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s