Empatía e igualdad en la Red

“En Internet nuestros cuerpos no pueden tocarse, pero nuestras mentes están más cerca y más estrechamente unidas de lo que podrían estar en otras circunstancias de proximidad física.”

Esto lo redacté así ayer así mismo, de ahí las comillas, aunque este tema de la empatía en la Red lleva tiempo rondándome la cabeza.

Lo mismo ocurre con la igualdad que disfrutamos en Internet y que no se da de la misma forma en  nuestra vida cotidiana no virtual. Es decir, en Internet se diluyen clases sociales, edad, nivel cultural y otras muchas cosas que, en vivo, podrían impedir una relación o hacerla más difícil.

igualdad

Hace años que comparto en redes, antes incluso de que Internet y el WWW se convirtieran en lo que son hoy día.

Ya en la Red, mis experiencias en foros y sobre todo en listas de correo, y luego el podcasting y el blogin corroboran estas afirmaciones.

Ahora se suman las redes sociales. Twitter, que es mi preferida, pero también Facebook y, como no, Flickr e incluso Youtube (que para mí es uno de los ‘milagros’ que por sí solo ya justifica la existencia de Internet como bien colectivo a preservar).

Ya veis, no es solo una opinión. Es mi propia experiencia, y enumerar casos concretos sería largo.

Si alguien no cree que sea como digo, me encantaría tener aquí un pequeño debate. Quedo a la espera de vuestros comentarios.

Anuncios

11 comentarios en “Empatía e igualdad en la Red

  1. Pues sintiéndolo mucho porque no puedo crear debate, estoy totalmente de acuerdo contigo :) internet hace que abramos nuestras mentes y corazones. Conseguí muy buen@s amig@s a través de internet, de ésos que llevarás siempre clavados en el alma. Me parece una manera estupenda de reducir distancias aunque suene a paradoja , besines

  2. Hola, Caxi. Sí que sorprende que tú estés de acuerdo… :-) Pero, bueno, te lo pasaremos por esta vez… Gracias por el comentario.

  3. Estás en lo cierto, Momo. Estamos lejos físicamente, pero estamos más cerca intelectual y emocionalmente. La Internet nos permite conectarnos con personas similares, con nuestros mismos intereses o en nuestra misma situación.

    No nos interesa aquí si es hombre o mujer, ni la edad, ni la nacionalidad, ni si es gordo o flaco, alto o petiso, negro, blanco o amarillo, o sus creencias o dioses. Nos interesa fundamentalmente la información que podamos obtener a través del intercambio o la colaboración en diversos grupos.

    Podemos colaborar con personas que tienen una cualidad o habilidad que nos sirve a nosotros, pero sin estar de acuerdo con sus creencias, sin que nos guste su forma de hablar o de vestirse, sin que nos importe su apariencia.

    Algo importante de destacar es que el correo electrónico, los foros o la web nos permiten pensar antes de responder. La falta de imágenes y sonido (rostros y voces) en nuestras comunicaciones evitaba que nuestros prejuicios se hicieran presentes, ya que no teníamos idea de cómo era la otra persona.

    Nos toca a nosotros comenzar a ver cómo las comunicaciones y las redes sociales a través de la Red de redes se vuelven más simultáneas y nos permiten tener más datos de la otra persona: su voz, su imagen, o todo a la vez, con video en vivo.

    ¿Esta mejora en la calidad técnica de las comunicaciones, hará que mejore la calidad humana de las mismas, o por el contrario, trasladaremos los prejuicios que tenemos en la vida persona-a-persona a la Red?

    Pienso que nuestra interacción con amigos de otras latitudes por medio del video (no falta mucho), no solamente dejará sin sentido muchos nicknames sino que hará aparecer muchas personas y nombres raros (pero reales) en nuestra vida cotidiana.

    Quiero creer que en un mundo más comunicado, pero también mejor comunicado, donde le hemos puesto caras y voces a las frías letras negras, donde remplacemos emoticones por sonrisas y gestos de verdad, será difícil ignorar lo que le pase a otras personas, aunque estén al otro lado del mundo. Será cada vez más difícil ir a la guerra contra personas que conocemos cada vez más.

    Internet y la banda ancha, a través de las comunicaciones en video, nos traerán paz y una era de cooperación internacional como nunca se ha visto, sin que nos demos cuenta, porque comenzaremos a vernos y oírnos como amigos, como colegas, como camaradas, como socios en diversos emprendimientos, sin importarnos en qué país estemos.

    ¿Estaré soñando despierto?

  4. Mmmm, me permito dudar. ¿No será que a partir de verse las caras se vuelva otra vez al prejuicio?

    Se verá el color de piel del otro, que tanto pesa, si es tuerto o tiene otra discapacidad física, etc. Cosas que escribiendo en un foro o por mensaje privado puede no haber sido dicho.

    :-(

  5. Gracias, Quique y Jorge por vuestros comentarios.

    Estoy un poco con Jorge. Si la diferencia es, por ejemplo, económica, en la red no se percibe, pero si tenemos que relacionarnos presencialmente se hará evidente, y aunque no haya mala voluntad por ninguna parte, la realidad es la que es y tiene sus consecuencias.

    Yo me refería especialmente a un contacto de mentes. Con la distancia es lo único que se ‘toca’, precisamente porque, según yo lo veo, la distancia no impide ese contacto, sino que gracias a Internet lo potencia, al quedar ocultos los otros ‘detalles’ físicos o materiales que tal vez interesan menos.

    Todo es discutible, recordaréis que Nena y yo colgamos vídeos de felicitación en la Red, y nadie, que sepamos, dejó de escuchar nuestros podcasts tras vernos las caras… :-)

    Lo que sí veo y comparto con Quique es nuestro ‘entrenamiento en diversidad’ gracias a la Red. A través de los podcasts (y antes de las listas de correo), he conocido cantidad de gente latina. Me he acostumbrado a leer otras formas de hablar español y luego escucharlas. Ahora me resultan familiares y las aprecio como un realce y una mejora al idioma español.

    Gracias a los blogs estoy tomando contacto con hechos diferenciales como el austismo y asperger (entre otros) que de otro modo me resultaria más difícil conocer de cerca. El propio hecho de acercarme, a través de la red, a estas formas diferentes de vivir la realidad y comunicarse, hace que me resulten más comprensibles, más familiares, menos extrañas…

    Habría muchas más cosas que comentar, daría para otro post… quizá más adelante. :-)

  6. Gracias Momo. Soy Maquero, pero no de cambiar los fondos con frecuencia.

    En general cuando elijo uno queda así para siempre. Pero está bueno y me lo guardo. Son útiles para los escritorios de una eventual sesión que haya que habilitar por si viene alguien a pedirte la Mac y es conveniente asegurar los privilegios de administrador.

    No es cuestión de andar negando el equipo a quien quiera usarlo, y más aún con el placer que se experimenta al ver como mueren de envidia los peceros al ver nuestras hermosas computadoras.

    :=)

  7. Soy del mismo grupo en que están todos ustedes, Momo, Quique, Yonera y Caxi, es decir, de quienes tenemos fe en la capacidad humana para aprovechar los beneficios de la tecnología, particularmente de la red, con el fin de salvar los inconvenientes que pueden impedir o dificultar una relación, abrir nuestras mentes y corazones, reducir distancias para estar más cerca intelectual y emocionalmente; en fin, tomar con aquellas personas con quienes podemos tener un interés común, contacto inmediato y libre de las ataduras físicas, sociales o emocionales de antaño, para formar comunidades importantes, capaces de imponer cambios o por lo menos hacer oir su voz.

    Sin embargo (aquí puede estar el punto para el debate), estamos mirando una sola cara de la moneda. Momo está exponiendo su experiencia, producto de su recto y cabal desempeño en la red y todos estamos mirando el lado honesto, porque ese es nuestro modo de ser.

    Pero el hombre no dejará de ser hombre y así como la red ha llegado a potenciar aquellas cosas buenas que todos hemos destacado, puede hacerlo igualmente con las cosas malas (y en muchos casos ya lo ha hecho). He vuelto a leer cada uno de los comentarios anteriones, haciendo el ejercicio de ver el lado negativo que pueda subyacer en las ventajas mencionadas y yo mismo he quedado sorprendido.

    Lo dejaré aquí porque ya me he extendido demasiado, pero creo que falta mucho por decir en campos como la lucha por el poder, la discriminación, los intereses económicos, el afán de conquista y dominación que, con la red, no han desaparecido ni desaparecerán.

    Un saludo para todos.

  8. Bienvenido, Gustavo.

    No sé si es el mayor peligro de la Red, pero sí una de las cosas que más me preocupa:
    El control que puedan ejercer sobre nuestra información y hábitos, instituciones, agencias o empresas que trabajen de forma oculta y en su propio beneficio.

    Me preocupa mucho más esto que los delitos aislados.

    Por mi parte uso todos los medios que se me ocurren para oponerme a lo primero y a lo segundo.

    En cierta forma nosotros mismos somos los responsables, por ejemplo, de la observación a que podamos vernos sometidos a través de redes como Facebook. O del spam que se genera al operar desde sistemas infestados de malware, o cuando mandamos cadenas de emails a largas listas de amigos, exponiéndoles a los cazadores de direcciones.

    Hay mil cosas que podemos hacer (o dejar de hacer) nosotros mismos para tener una Red más limpia y segura.

    El ejemplo que ponía sirviéndome de la película Nordeste https://momeces.wordpress.com/2009/04/05/trafico-de-seres-humanos-en-nordeste-de-juan-solanas/ (la mujer que va a comprar un “hijo” sin considerar que al hacerlo está entrando en el juego de las mafias que tratan con personas como si fueran carne, sin importarles nada más que su propio beneficio) se puede extrapolar a muchas esferas de nuestras vidas, incluida nuestra actividad en la Red.

  9. ¡Buenas Tardes!
    Me sorprendo cada día de las ventajas y fortalezas que se han creado con el uso del Internet en nuestras vidas, aunque hay muchos peligros que nos acechan constantemente, eso depende de uno mismo y de la información que tu permitas dar.
    Son muchas las personas que le dan ¡Gracias! a Dios, por permitir que la inteligencia del hombre pueda traspasar el espacio en tan sólo un segundo y que uno se pueda comunicar en cualquier punto de la tierra con otra persona que tiene tus mismas expectativas de la vida y que se crean lazos de amistad tan fuertes, que inclusive, permite en algunos casos contraer matrimonio, es tan fuerte esa relación que uno se queda sorprendido del avance tan tremendo como es e computador, el Internet y sus redes de comunicaciones. ¡Es increíble!, ¿no crees? No, me gusta Facebook, ni Twittter. Me gusta el MSN, Email, Chat, no sé si estoy desactualizada o no. Me gusta la libertad de opinión al frente de las demás, tengo muchos Amigos y Amigas en la Red incluso, personas de otros países y aún sin conocerlas.

  10. Bienvenida, Nubia.
    Es cierto que la Red permite grandes cosas y puedo confirmar con mi experiencia personal que algunos de los lazos virtuales que establecemos acaban por traspasar los límites de Internet y pasan al mundo tangible y a la, digamos, realidad.
    Por supuesto, como tú, estoy totalmente a favor de la libertad de opinión dentro y fuera de la red, así como de la prudencia a la hora de dar a conocer nuestros hábitos y datos privados.
    Saludos y hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s