No siempre fuimos tan democráticos… ¡ni ahora tampoco!

revolucion_de_los_claveles

Efectivamente, la democracia que disfrutamos en algunos países del sur de Europa es relativamente reciente. Hitler y Mussolini terminaron sus días durante la Segunda Guerra, pero en la Península Ibérica, con permiso de Europa y Estados Unidos, hubo dictadura para largo… hasta bien entrados los años 70… y no fuimos los únicos.

En España tuvimos que esperar la muerte del dictador, Francisco Franco. En Portugal, con la definitiva decadencia del imperio colonial, algunos militares le echaron arrestos y salieron a la calle, tal día como ayer, 25 de abril, de 1974 y, no sin riesgos, consiguieron llevar a cabo una revolución maravillosa y pacífica que casi desde el primer momento disfrutó de apoyo popular.

¡Se llamó La Revolución de los Claveles!

En Solo 24 Horas, le dedicamos un podcast hace ya algún tiempo… para mí fue muy emotivo porque, aunque era poco más que un niño cuando Salgueiro Maia y los otros capitanes se sublevaron contra el viejo dictador, Oliveira Salazar,  muchos españoles sentimos esa revolución como muy cercana… Además fue un momento crucial en el  desmantelamiento de las dictaduras de la Europa Meridional, y el preludio de lo que después iban a ser las democracias portuguesa y española… Sin olvidar  la dictadura griega de los coroneles, que también tuvo su final en agosto de 1974.

Celebramos, pues, 35 años, se dice pronto, de Revolución de los Claveles y en cierta forma del final de las dictaduras de la Europa del sur no-comunista.

maiaSin embargo no todo pueden ser felicitaciones y aplausos, porque la democracia que esperábamos todavía no ha llegado… o se fue tan pronto que ni tuvimos tiempo de catarla…

Mal de muchos, consuelo de tontos: no somos solo los latinos de Europa los que nos hemos quedado con una democracia, hueca, desnaturalizada y mucho más nominal que real…

Si alguna vez hubo verdadera democracia en el Occidente mundial, Margareth Thatcher, Ronald Reagan (y sus secuaces de la política y los negocios hasta llegar a Bush) dieron buena cuenta de ella.

Así, casi al mismo tiempo que aquí poníamos los cimientos de nuestra incipiente y precaria democracia, ellos sentaban las bases de su destrucción a escala mundial.

De camino entre el entonces y el ahora cayó el comunismo real y creció el neoliberalismo antidemocrático hasta su actual explosión, que ha salpicado los cinco continentes con la actual crisis económica de la que todo el mundo habla.

Creo que ha llegado el momento de encontrar nuevas vías. Ya es hora de  que cada uno de nosotros, líderes o ciudadanos de a pie, nos constituyamos en nuevos Capitanes de Abril y demos un golpe de mano duro e inquebrantable, pero pacífico, para recuperar la democracia a la que tenemos derecho y que nos está siendo negada.

Oportunidades no nos van a faltar. Ya lo veréis…

Seguiremos hablando de esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s