Censura en Venezuela

la_revolucion_bolivariana_no_se_va

Hoy copio y pego desde el blog de Palinuro un artículo que ha escrito sobre la libertad de expresión y su futuro en Venezuela.

Siempre he dudado sobre si Chávez es mejor o peor presidente (para la gente sencilla de su país) que los anteriores que han ocupado el mismo cargo y que no siempre hicieron gran cosa por el país.

Pero esto es como Cuba, los que están dentro (si no están de acuerdo) hablan poco o no hablan y los que están fuera echan pestes.

Se me ha dicho que si uno se enfrenta al gobierno de Chávez puede tener problemas para encontrar trabajo. Se me ha dicho que la mayoría de asuntos del país van peor con Chávez que antes de él. Unos músicos venezolanos, grandes músicos, muy queridos por la gente y que no se han ido al extranjero me dijeron una vez: a veces nos gusta lo que hace, pero muchas veces le odiamos.

Un amigo colombiano con parientes en Caracas me dice que nos es tan malo el león (Chávez) como nos lo pintan (a los europeos) y que los ricos y ex-ricos se quejan, pero la gente de la calle está mayoritariamente a su favor.

Eso parecen demostrarlo las sucesivas elecciones y referendos que siempre le han respaldado.

No obstante, como ya dije en otras ocasiones, los presidentes o líderes que se eternizan en el poder no me inspiran (digámoslo suave) ninguna confianza. Se llamen, Chávez, Uribe, Putin o Berlusconi. Cuando hay un programa político, la persona no es esencial. Los líderes son necesarios, pero los dictadores son siempre una amenaza de la que hay que protegerse… y hay que hacerlo a tiempo. Tanto en la derecha como en la izquierda hay muchos ejemplos de dictadores que se hicieron con al poder a través de las urnas…

En fin, la nueva ley de prensa en Venezuela es otra vuelta de tuerca que, con la excusa de defender la revolución bolivariana, lo que hace es entronizar a un político, como si de un rey o un papa se tratara… y eso no es lo que se espera… no de un revolucionario, sino sencillamente de un demócrata. ¿O tal vez es que ambas opciones están reñidas?

A continuación el texto de Palinuro…

Ardo en deseos de leer cómo justificará la izquierda bolivariana y la no bolivariana el último ataque de Chávez a la libertad de expresión con el proyecto de ley especial de delitos mediáticos. ¡Delitos mediáticos! La cultura francesa bautizó el nuevo territorio como médiatique, mediático; la hispánica le cuelga el sustantivo delitos. Desde luego, no paro quieto de deseos de conocer con qué argumentos defiende la izquierda una norma arbitraria que impone penas de cárcel por “delitos” de opinión, esto es, que prohíbe arbitrariamente la libertad de expresión. Los bienes que habitualmente se invocan para justificar las restricciones a esta libertad son altisonantes: la Patria, la Seguridad Nacional, el régimen democrático, la salvación de la República, la Divinidad, etc. Pero en la izquierda siempre hemos sabido que esas son excusas y que coartar la libertad de expresión es cosa de derecha mientras que ampliarla lo es de izquierda. Cierto que el señor Chávez no se queda atrás en altisonancia: se va a suprimir la libertad de expresión en Venezuela para garantizar la seguridad del Estado y, desde luego, los logros de la Revolución bolivariana que, como todas estas revoluciones pendientes de caudillos, se adapta con facilidad a lo que el mando ordene en cada momento y significa lo que el mando quiere que signifique. ¿Es cierto que Según el borrador de la ley, una persona que divulgue una información considerada “falsa”, “manipulada” o “tergiversada”, que cause “perjuicio a los intereses del Estado” o atente contra la “moral pública” o la “salud mental”, habrá incurrido en un “delito mediático” y podrá ser castigada hasta con cuatro años de cárcel? Si eso es cierto, eso es una barbaridad. En la izquierda hemos pensado siempre que la mejor ley de prensa es la que no existe. No hay delito de opinión pero siempre acaba apareciendo alguien que consigue restringir la opinión sobre algo por altos intereses de Estado o la Moral, por supuesto. Por ejemplo, hoy, los que penan el negacionismo de los campos de exterminio.

Una ley mordaza, si la promulga lo que pasa por ser la izquierda, ¿es menos ley mordaza? Por cierto, a la hora de limitar la libertad de expresión de los audiovisuales la idea de que en el espacio radioeléctrico hay “latifundios” es genial. Así, lógicamente, se limitan las emisoras invocando la muy izquierdista libertad de la propia expresión de cada cual. Eso se llama la “democratización del espacio radioeléctrico”.

Lo repito: estoy impaciente esperando a leer cómo se justifica la abolición de la libertad de expresión en aras de los intereses de la Revolución bolivariana. No hay miedo: parece difícil pero, en realidad, es muy fácil pues consiste en jugar con la multivocidad de las palabras. Doy además, un ejemplo inmarcesible acerca de cómo se hacen estas cosas. Franco no suprimió la libertad de expresión sino el libertinaje de expresión. ¿Se capta el matiz?

En el caso de la izquierda contemporánea su libertinaje de expresión fue la idea que comparten todos los medios de comunicación de la extrema izquierda de que el mundo está entontecido por unos medios de comunicación comerciales de masas que, en realidad, son medios de manipulación de masas, frente al baluarte de los alternativos que se juzga más verídico y objetivo cuando a mi entender supera en mendacidad a la prensa comercial más lamentable.

En fin, a ver quién se lleva la palma en justificar esta barbaridad en nombre de la Revolución.

Anuncios

4 comentarios en “Censura en Venezuela

  1. Lo leí el otro día en el periódico. A mí es que cualquier cortapisa a la libertad de expresión me pone los pelos de punta, literalmente. Que alguien por ley pueda decir: cállate, me parece tremendo. Respecto al favor que pueda tener del grueso de la calle… pues ahí está la historia para demostrarnos lo fácil que es a veces manipular a las masas.
    No me cae bien este tipo, las restricciones no dejan de ser ataduras. Un besazo enorme Jordiiiiiiiiiii

    p.d.: me dejé una y quizá me presente en septiembre, aunque en principio iba a descansar todo el verano de uned, pero no me deja la concienciaaaaaaaaaaaa

  2. Hola, Jeza.

    América latina es casi siempre un continente convulso. Por eso a veces uno piensa que no hay bueno ni malo. Solo menos malo o peor.

    Me acuerdo cuando me ilusioné hace años con la victoria electoral de Aristide en Haití y luego se convirtió en un dictador sanguinario.

    Más triste aún fue el caso de Nicaragua y los Ortega.

    Por la derecha, incluso Uribe llegó a parecer una esperanza. Y mira en qué se ha convertido…

    Al pueblo americano debe quedarle ya muy poca fe, pq van de desengaño en desengaño.

    Ojalá en Venezuela encuentren un camino alternativo a Chávez, pero las cosas están difíciles: ni se quiere ir, ni veo alternativas convincentes.

    […]

    La conciencia… bueno, ni te cuento dónde me la he metido yo… Me propuse al menos leerme lo de Diversidad… y aún ando por la mitad (de la lectura). Y no pienso estudiar…
    Me gusta aprender, pero no estudiar. Y menos examinarme.

    Pero tú dale caña que ya estás en las últimas. Y cuando acabes la carrera, en la calle hay mucha gente que te está esperando… Ellos no lo saben, pero tú y yo sí lo sabemos. Así que: bendita conciencia la tuya.

    Un besazo.

  3. Aunque trata sobre Honduras, este artículo que enlazo tiene que ver con lo que hablábamos ayer de Chávez y su ley de prensa…

    En este caso se trata del reverso de la moneda.
    Es decir, si Chávez representa una izquierda reaccionaria (sí, como en Cuba, en Venezuela la izquierda es inmovilista y reaccionaria), los golpistas de Zelaya (‘amigo’ político y seguidor de Chávez) representan la fuerza del imperialismo norteamericano y la presión que ha ejercido y sigue ejerciendo, aunque en menor medida, para que los gobiernos del patio trasero se adapten (como siempre) a sus intereses políticos y económicos.
    En América latina, la lucha se está dando entre esa izquierda inmovilista y totalitaria y la derecha de las oligarquías tanto autóctonas como gringas.

    De ahí eso que decía yo… todos son malos, pero ¿cuál es el menos malo de todos?

    Olvidaba el enlace al artículo de Dominio Público: no se lo pierdan:

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/1452/honduras-el-estado-del-golpe/

  4. Os dejo un comentario que he escrito hace unos minutos en el blog de Sonia Blanco, la Aspirante. http://soniablanco.es/podcast/?p=196

    Por si tenéis prisa, hay un nuevo podcast donde Sonia entrevista a Luis Carlos Díaz, periodista venezolano, sobre todo lo que debemos saber sobre Venezuela, la emisoras cerradas y la libertad de prensa.

    No deberíais perderoslo…

    –cut–cut–cut–

    Por fin Sonia Blanco nos habla de la situación en Venezuela.

    Y lo hace entrevistando a Luis Carlos Diaz, periodista, quien no parece ser uno de esos locos apasionados de la ‘revolución’ ni tampoco un anti-Chavista a ultranza.
    Además, Luis Carlos, con su conocimiento de la realidad española y venezolana y su doble nacionalidad, tiene una libertad y una perspectiva de la que pocos disfrutan.

    Mi conclusión tras escuchar la entrevista es que el precio que paga el ciudadano de a pie por esa supuesta revolución bolivariana es extraordinariamente alto; que desgraciadamente en Venezuela hay un solo discurso político, en parte porque Chávez se lo ha propuesto así y lo que es peor porque no hay un proyecto opositor estructurado y coherente.

    Por si todo esto fuera poco, Caracas sigue siendo el ”Valle de Balas” (y la ciudad más peligrosa del mundo)…

    Gracias Sonia. La situación está más clara ahora para los que vivimos lejos de Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s