Calle de las sierpes – Oliverio Girondo

sierpes-old

Un nuevo poema de Girondo que me ha resultado especialmente grato, entre otras cosas porque no me esperaba un Girondo en Sevilla.

La foto que ilustra esta entrada es de la Calle sierpes, quizá en la misma época en que la describe Oliverio Girondo… y fijaos cuánta razón tiene el poeta: vemos hombres, muchos hombres… civiles, curas y uniformados, pero no hay mujeres. Ampliad la foto haciendo clic con el ratón y lo veréis mejor.

¿Qué pasaba en Sevilla (y en España probablemente) con las mujeres?…  A tenor del poema de Girondo hay que suponer que la Calle de las sierpes era un lugar  reservado al ocio masculino, se podría pensar incluso que de hombres con un cierto estatus: hacendados, como dice el poema. Ni mujeres ni parias. Los únicos trabajadores aquí son los camareros, los limpiabotas y los barberos.

Me he acordado de Machado con su Don Guido, “de mozo muy jaranero,
muy galán y algo torero” y más aún de ese “hombre del casino provinciano […] bigote gris, labios de hastío, / y una triste expresión que no es tristeza, / sino algo más y menos: el vacío / del mundo en la oquedad de su cabeza.”

Menuda España que teníamos…

Bien os dejo, como siempre con el poema de Oliverio y abajo el enlace para que escuchéis el audio. Espero que os guste.

Calle de las sierpes

A D. Ramón Gómez de la Serna

Una corriente de brazos y de espaldas
nos encauza
y nos hace desembocar
bajo los abanicos,
las pipas,
los anteojos enormes
colgados en medio de la calle;
únicos testimonios de una raza
desaparecida de gigantes.

Sentados al borde de las sillas,
cual si fueran a dar un brinco
y ponerse a bailar,
los parroquianos de los cafés
aplauden la actividad del camarero,
mientras los limpiabotas les lustran los zapatos
hasta que pueda leerse
el anuncio de la corrida del domingo.

Con sus caras de mascarón de proa,
el habano hace las veces de bauprés,
los hacendados penetran
en los despachos de bebidas,
a muletear los argumentos
como si entraran a matar;
y acodados en los mostradores,
que simulan barreras,
brindan a la concurrencia
el miura disecado
que asoma la cabeza en la pared.

Ceñidos en sus capas, como toreros,
los curas entran en las peluquerías
a afeitarse en cuatrocientos espejos a la vez
y cuando salen a la calle
ya tienen una barba de tres días.

En los invernáculos
edificados por los círculos,
la pereza se da como en ninguna parte
y los socios la ingieren
con churros o con horchata,
para encallar en los sillones
sus abulias y sus laxitudes de fantoches.

Cada doscientos cuarenta y siete hombres,
trescientos doce curas
y doscientos noventa y tres soldados,
pasa una mujer.
A medida que nos aproximamos
las piedras se van dando mejor.

Anuncios

3 comentarios en “Calle de las sierpes – Oliverio Girondo

  1. Impresionante este poema del gran Girondo, me encanta..no lo conocía..

    Entrañable la poesía recitada por tí!!

    Es curioso el tema de las “no mujeres”, o no tanto..–bueno, un abrazo y un placer.

  2. Hola, Carmen.

    Creo que Oliverio hace una descripción muy perspicaz del ambiente ‘refinado’ de la capital andaluza… por llamarlo de alguna manera.
    Ya conoces la filosofía tan hispana de la mujer en casa y blablabla… Supongo que sí andaban por la calle, pero en los barrios, no en las calles del centro, feudo de los varones con posibles.

    El poema debe ser de (1922) Veinte poemas para ser leídos en el tranvía, pero no lo sé con certeza porque lo he encontrado en la red sin más explicaciones.

    Muchísmas gracias por estar pendiente y comentar. Me animas mucho a seguir.

  3. Dejo un par de fotos más de la Calle Sierpes tal como era antaño.
    Fijaos en los ‘toldos’ para proteger del sol a los transeúntes y evitar que la temperatura en la calle se vuelva insoportable.
    Estos sistema de toldos creo que aún se usa en verano.

    Eso mismo, o parecido, lo vi el año pasado en Marrakech. En la medina las calles se protegen del sol de una forma muy parecida.

    Bueno, aquí están los enlaces a las fotos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s