Guerras de mierda: cine y realidad

Born_to_Kill

En Filmaffinity (un portal de cine que visito con frecuencia desde hace años) aparte de leer reseñas y críticas, uno puede valorar las películas que ha visto y crear sus propias listas.

Supongo que las listas habituales tienen títulos como Mis terrores favoritos, Las mejores comedias, El mejor cine bélico (o antibélico), etc.

Yo traté de ser más original en la creación de algunos de esos títulos. Por ejemplo: Te sacude (o poco le falta), Hollywood no la caga siempre, Para morderse las uñas, Española que se salva (o más) y Guerras de mierda.

Guerras de mierda se refiere a las películas que (con o sin uniformes de por medio) tratan sobre la guerra y ponen en evidencia las injusticias que genera y las mentiras que en torno a todas las guerras se ponen en circulación.

Entre las películas sin uniformes tengo como interesantes El extraño (Francia 2004) y la aún mejor Una historia verdadera (nada menos que David Lynch narrando una historia lineal!!!). En estás películas la guerra, o sus consecuencias son temas importantes para el protagonista, que se llevan ocultos, y que en la película aparecen de forma tangencial, pero dejando claro que la huella de la guerra es profunda, sucia e imborrable… y que la historia que se nos cuenta no sería la misma, o simplemente no sería, sin una guerra que le robó al protagonista algo más importante que la misma vida: su humanidad.

Otras películas, ya con uniformes: la que vi recientemente Das Boot (1981), donde vivimos las miserias y sufrimientos dentro de un submarino alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Vietnam genero una cinematografía tan extensa que creo que no citaré ninguna… Bueno, sí, recuerdo una bastante extraña en la que un soldado afroamericano, volvía a ‘Nam años después de la guerra en busca de un supuesto hijo, resultado de su relación con una mujer vietnamita… No encuentra lo que busca… pero se reencuentra consigo mismo… y con algo más… Ojalá recordará el título, pero no lo consiguo, hace mucho que la vi… Lo siento…

La guerra de los Balcanes también ha tenido una extensa producción cinematográfica con películas de diversa calidad y calado.

Solo mencionaré dos que me parecen especialmente interesantes: En Tierra de Nadie de Denis Tanovic (Bosnia 2001) y Oscar a la mejor película no inglesa y la española Guerreros (Daniel Calparsoro 2002).

Estas dos películas me parecen absolutamente brillantes en cuanto que demuestran lo lejos que están los soldados de las guerras que combaten. La diferencia entre ideales y órdenes. La tenue frontera entre un amigo y un enemigo, entre una misión y una masacre, entre cumplir órdenes y escurrir el bulto, entre una línea imaginaria que no significa nada y una verdadera frontera… y, en definitiva, entre la racionalidad y la irracionalidad… y entre la vida y la muerte.

Anoche vi una más, que es la que me ha tenido todo el día pensando en esto de las guerras: Hermanos (2004-Dinamarca) dirigida por Susanne Bier. No es la única que aborda los actos absultamente inhumanos y abominables que suceden en las guerras, más allá dispararle a un enemigo en el frente de batalla o en una posición de combate.

En esta película, los remordimientos casi acaban con un hombre que podría haber sido bueno (pero ya no no lo es porque se ha perdido a sí mismo) y su familia. La película enfrenta la vida civil y la militar… Ambientada en parte en Dinamarca y en parte en Afganistán, los guerrilleros afganos quedan un tanto desdibujados e irreales. Pero el conjunto hace pensar en que, efectivamente, las guerras son una mierda… Y que son increíbles… no en cuanto a su existencia, por supuesto, sino en cuanto a su significado y necesidad.

Hace unos cuatro años mi hijo menor estuvo considerando la posibilidad de alistarse al ejército español. Muchos jóvenes lo hacen, es fácil entrar y el trabajo civil no sobra, ni ahora ni entonces.

Para los jóvenes, de hoy y de siempre, ser policía o soldado es a menudo más una solución profesional que una vocación o un deseo real…

Cuando mi hijo me lo contó, solo supe decirle una cosa… “Ser soldado está bien… siempre y cuando no haya ninguna guerra”.

No creo que fuera por mi comentario, pero el muchacho abandonó la idea. Era natural: por suerte, cumplir órdenes no es lo suyo…

Esa frase breve que le solté significaba, en parte, “mientras no haya guerra no te matarán”. Pero también quería decir. “Si no hay una guerra no te verás en situación de matar a nadie”.

Matar gente es algo muy gordo. A veces, podemos pensar que las circunstancias lo justifican… Yo dudo que haya justificación, pero hoy día, cuando los intereses de las multinacionales traspasan el campo del comercio para adentrarse en el terreno de la política… la realidad de una guerra normalmente tiene poco o nada que ver con su justificación (lo vemos claramente en Irak). Y eso, quiéranlo o no, los soldados que luchan, por ejemplo en Afganistán o en Irak, lo saben muy bien.

Un viejo amigo, ya fallecido, participó (no en el frente) en nuestra Guerra Civil, y más tarde, ya sí, disparando, en la Segunda Guerra Mundial.

Me contó que en una ocasión se dirigía hacia donde él estaba atrincherado una moto alemana con sidecar. Disparó al conductor, una, dos, varias veces. La moto seguía y mi amigo siguó disparando hasta que terminó las balas o la moto se estrello en alguna parte, no recuerdo… El alemán, era por lo visto casi un niño. Seguramente murió en uno de los primeros disparos, pero su mano siguió aferrada al gas de la moto… Mi amigo, aún viejo, también siguió involuntariamente aferrado a aquella cara adolescente que había quedado con la mirada inerte, definitivamente congelada, por el fuego de fusil.

Anuncios

2 comentarios en “Guerras de mierda: cine y realidad

  1. Jajajajaj!!! Creátivos titulos Momo!!

    De peliculas de guerra: La delgada línea roja… me que de dormida…

    Y varias más de las que no recuerdo nombre tal vez porque no me dejaron huella…

    Sobre matar aun en defensa propia o por que la ley lo permite , coincido contigo en que debe ser una experiencia que remueve dentro nuestro y nos transforma o nos acaba…

    Ya te linkee desde el reader para no perderte la pista.

    Cariñoso abrazo!!

    Clau

  2. Clau

    La delgada línea roja tenía muy buenas críticas, pero solo vi un trozo y no me pareció interesante. He visto ya bastante cine y cuando las ideas se repiten… me aburro.

    Bien, hecho: no me pierdas de vista. Y escribe lo que puedas, que la peña está muy ‘desconectada’ con esto del calor y las vacaciones.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s