Una forma de vida

Una_forma_de_vida

Una forma de vida. Nuevo poema de Oliverio Girondo en Momeces: texto y audio.

A unos les gusta el alpinismo. A otros les entretiene el dominó. A mí me encanta la transmigración.

Mientras aquéllos se pasan la vida colgados de una soga o pegando puñetazos sobre una mesa, yo me lo paso transmigrando de un cuerpo a otro, yo no me canso nunca de transmigrar.

Desde el amanecer, me instalo en algún eucalipto a respirar la brisa de la mañana. Duermo una siesta mineral, dentro de la primera piedra que hallo en mi camino, y antes de anochecer ya estoy pensando la noche y las chimeneas con un espíritu de gato.

¡Qué delicia la de metamorfosearse en abejorro, la de sorber el polen de las rosas! ¡Qué voluptuosidad la de ser tierra, la de sentirse penetrado de tubérculos, de raíces, de una vida latente que nos fecunda… y nos hace cosquillas!

Para apreciar el jamón ¿no es indispensable ser chancho? Quien no logre transformarse en caballo ¿podrá saborear el gusto de los valles y darse cuenta de lo que significa “tirar el carro”?…

Poseer una virgen es muy distinto a experimentar las sensaciones de la virgen mientras la estamos poseyendo, y una cosa es mirar el mar desde la playa, otra contemplarlo con unos ojos de cangrejo.

Por eso a mí me gusta meterme en las vidas ajenas, vivir todas sus secreciones, todas sus esperanzas, sus buenos y sus malos humores.

Por eso a mí me gusta rumiar la pampa y el crepúsculo personificado en una vaca, sentir la gravitación y los ramajes con un cerebro de nuez o de castaña, arrodillarme en pleno campo, para cantarle con una voz de sapo a las estrellas.

¡Ah, el encanto de haber sido camello, zanahoria, manzana, y la satisfacción de comprender, a fondo, la pereza de los remansos…. y de los camaleones!…

¡Pensar que durante toda su existencia, la mayoría de los hombres no han sido ni siquiera mujer!… ¿Cómo es posible que no se aburran de sus apetitos, de sus espasmos y que no necesiten experimentar, de vez en cuando, los de las cucarachas… los de las madreselvas?

Aunque me he puesto, muchas veces, un cerebro de imbécil, jamás he comprendido que se pueda vivir, eternamente, con un mismo esqueleto y un mismo sexo.

Cuando la vida es demasiado humana —¡únicamente humana!— el mecanismo de pensar ¿no resulta una enfermedad más larga y más aburrida que cualquier otra?

Yo, al menos, tengo la certidumbre que no hubiera podido soportarla sin esa aptitud de evasión, que me permite trasladarme adonde yo no estoy: ser hormiga, jirafa, poner un huevo, y lo que es más importante aún, encontrarme conmigo mismo en el momento en que me había olvidado, casi completamente, de mi propia existencia.

Anuncios

8 comentarios en “Una forma de vida

  1. Espectacular Girondo una vez más…
    La verdad que tiene toda la razón, a menudo me transformo en serpiente y me enrosco donde quiero.
    Y alguna vez, me encanta sacar mi veneno y dosificarlo según mi estado de ánimo.
    La transmigración me parece pues, una obligada tarea para disfrutar de la vida.

    Besos

  2. Primero me convierto en piedra y me quedo a un ladito del camino, descansando y viendo todo lo que pasa a mi lado…
    Cuando me canso me convierto en águila y vuelo muy, muy alto, desde donde solo se ven montañas, árboles y ríos… y todo lo demás es tan pequeño, pequeño, que las figuritas de Belén parecen grandes en comparación.

  3. Poema que me recuerda la necesidad de estar en el otro , de darse en le otro, en una simbiotico abrazo del otro!!

    Que delicia de poema!!

    Muchas gracias por refrescarnos la memoria.

    ¡¡Cariñoso Abrazo!!

  4. Gracias, Clau.
    No solo ponerse en lugar del otro, sino de LO otro. Quizás ahí reside la originalidad…
    Y no creo que sea imposible. Más bien produce una extraña satisfacción.
    Cuando lo hago, siempre me encuentro con OTROS felices. No sé qué será, porque da igual que sea una piedra, que el amortiguador de mi coche, que una nube, que una ardilla… todos son felices de compartir su esencia conmigo.
    Besos

  5. Me pasa con las nubes Momo!!, ser nube alegre o iracunda, ser en ella un mojado sentimiento de dulce melancolia o de rabiosa contienda…. Me gustan las nubes jajajaj!!

    Abrazosss

  6. Ultimamente si porque tenia obstruidos los puntos lagrimales… pero el sabado los destaparon… y ahh!! llore… con ganas porque me dolio muchisimooo !!! jajajaja!! Pero ya la nube se va secando y los vientos son mas favorables.

  7. Mmm. Eso de los lagrimales me lo hicieron a mí… pero casi de recién nacido.

    Me alegro de que los vientos sean más favorables.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s