Telefonía celular, móviles, voz sobre IP… y yo

NecP100Hace mucho que tengo móvil.
Alrededor de 1994 alquilamos una casa sin línea de teléfono en un pueblo pequeño, no muy lejos de donde vivo ahora.
En esa época también acostumbraba a salir varios días seguidos de excursión, a veces con amigos, pero muchas veces solo…
Así que, para no perder el contacto con la familia cuando iba solo y con todos los demás cuando iba con la familia, compré mi primer móvil: un Nec P100 como el de la foto (mide más de 20 cm. de alto sin contar la antena).
Eran tiempos de telefonía analógica, el servicio se llamaba Moviline y era ofrecido, por supuesto en exclusividad, por CTNE la Companía Telefónica Nacional de España.
La cobertura no era mala, aunque como ahora, en la montaña fallaba bastante, a no ser que te encontraras en la cima. El problema estaba en los móviles, eran cuatro veces mayores que los que usamos ahora y pesaban en consecuencia. Las baterías duraban horas, pongamos que 12, en espera y minutos llamando, así que era preciso tener más de una y además llevarlas encima.

Ha llovido bastante desde entonces. La telefonía celular siempre ha sido cara, pero al alcanzar la difusión extraordinaria de los últimos años (desde el 2001-2002 incluso los críos tienen su móvil), mucha gente ha prescindido de las líneas fijas y usar el móvil se ha convertido en algo inevitable: cuando antes hacías  5 llamadas por semana ahora tienes que hacer 50.

Por esta razón he tratado siempre de minimizar el consumo, contratando tarifas con horarios reducidos y llamando, siempre que ha sido posible, dentro de esos horarios.

Sin embargo las tarifas de las operadoras fueron complicándose más y más… hasta el punto de que llegué a desear fervientemente poder tener una tarifa única (y asequible), donde los horarios no fueran tenidos en cuenta y lo que es aún más importante no importara el operador al que llamara.

Hace aproximadamente un año descubrí de un golpe (gracias a Vicente Fons) dos opciones interesantes: Simyo como operador (OMV – Operador Móvil Virtual) y Justvoip como empresa de telefonía a través de Internet (voz sobre IP).

Simyo tenía (y tiene) una tarifa de 8 céntimos de euro por minuto, más 15 céntimos de establecimiento de llamada, no importa la hora ni el operador al que se llame. Usa la red de Orange.

Justvoip tiene tarifas a móviles para casi todos los países occidentales (España incluido, of course) de 7 céntimos por minuto, sin establecimiento de llamada. Para usar Justvoip no se necesita un ordenador.
Usando una línea fija convencional se marca un largo prefijo y después el número al que llamamos. Por este sistema las llamadas van perfectamente: buen sonido, sin cortes ni retardo, cosa que a veces  sí ocurre con otras compañías IP e incluso con Justvoip si se llama a través del ordenador.
Para que este servicio resulte verdaderamente económico y no paguemos más de los 7 céntimos que he dicho, es necesario tener nuestro teléfono fijo en una de estas tarifas tan corrientes hoy en día que incluyen en el precio todas las llamadas a fijos nacionales. Por supuesto, las llamadas a Justvoip se consideran como a fijos nacionales.

¡¿Problemas?! Con Justvoip, y usándolo como he dicho: ninguno. Otras formas de llamar distintas a la que he explicado (por ejemplo desde celulares) pueden salir más caras y se prestan a confusión. De eso hablé hace meses. Pero actualmente estoy muy satisfecho con esta compañía.

No me ocurre lo mismo con Simyo. A pesar de ser el operador virtual de mayor éxito y crecimiento he tenido serios problemas con ellos. El más grave es que se pierden las llamadas. Es decir, marcas un número y la llamada se efectúa y tiene su coste, pero ni el que llama ni el llamado oyen absolutamente nada… así que lo normal en este caso es volver a llamar. El coste es, por tanto, un establecimiento de llamada y un minuto de tarifación desperdiciados, exactamente 23 céntimos de euro. Aparte lo mal que quedas cuando esto te ocurre varias veces con la misma persona.
A mí, en estos últimos meses me ocurrió al menos en 20 ocasiones. Y a Nena bastantes también. Cuando llamas a Atención al Cliente para quejarte, toman nota de la incidencia y te hacen perder el tiempo. Pero nunca lo resuelven ni recuperas el dinero perdido. En Internet he leído en algunos sitios que eso les ocurre más o menos frecuentemente a los usuarios de Simyo, aunque nadie ha explicado por qué sucede.

Hace unos días Nena portó su línea de Simyo a Pepephone. Yo seguí unos días más con Simyo hasta agotar el saldo. Cual no sería nuestra sorpresa al comprobar que desde mis números de Simyo (tengo dos) no puedo llamar a Nena: al hacer la portabilidad se les ha desfasado la base de datos y Simyo no encuentra la forma de llamar a ese número que hasta hace poco era suyo, dando un falso error del tipo ‘teléfono no encontrado’.

Para terminar, cuando les llamas para explicarles esto último, y de  paso les cuentas que te marchas de Simyo por todas las razones expuestas, te contestan que tu marcha es una decisión personal y que no están interesados en conocer los detalles (¿?)

tarifa-movilonia-vip

Ahora Nena y yo estamos ya con nuestras líneas principales en Pepephone.
Con contrato y portabilidad se puede acceder (al menos si se hace en septiembre de 2009) a través de Movilonia a una tarifa progresiva, sin establecimiento de llamada. Son 13 céntimos por minuto los primeros 3,5 minutos. A partir de aquí se pasa a tarifar a 7 céntimos por minuto el tiempo restante. Por supuesto, no importa el horario ni el operador al que se llame y se contabiliza el tiempo por segundos.
La verdad es que para nosotros, que hacemos pocas llamadas y normalmente cortas, esto supone un ahorro porcentualmente considerable.

Diré que Nena tiene ahora un móvil nuevo, un Samsung S5230 táctil comprado libre en Orly (una buena  empresa de venta por Internet muy recomendada por sus usuarios). Estamos contentos, el móvil es chulo y va bien. No tiene una tecnología superavanzada, pero en general, Nena no la necesita.

samsung-s5230-player-one

Problemas que estamos teniendo: configurar el acceso a Internet y los MMSs está costando. Pepephone te manda un SMS con las configuraciones si tienes un móvil más o menos normal, como es el caso, sin embargo no está la cosa del todo bien y no nos ha funcionado. Arreglar lo de Internet no ha sido difícil. Lo de los MMS está costando un poco más. Y por alguna razón que ignoramos, no estamos consiguiendo comprar un par de juegos que a Nena le gustaría tener: hay algo que o no funciona o no sabemos hacer.

Conclusiones: si se quiere gastar poco y usamos el móvil para llamar y poco más, los operadores virtuales, excluyendo a Simyo, son una alternativa eficiente y bastante más barata que las compañías convencionales.
Por supuesto la mayoría de OMV no subvencionan terminales, pero a cambio tampoco exigen permanencias obligatorias y tienen las tarifas más competitivas. El problema es que el soporte es ‘virtual’: se limita a llamadas de voz y mensajes vía internet.
Obviamente, si hay problemas puede resultar más sencillo resolverlos en una tienda física que en una virtual.

Aparte de eso, todo son ventajas. Y si la telefonía celular se combina con la de voz sobre IP, el ahorro puede ser sustancial.

Terminaré este largo post diciendo que leí hace unos días en Yoiggers que en Corea están considerando prohibir por ley a los operadores subvencionar terminales, a fin de darles la oportunidad de ofrecer mejores tarifas y servicios.

Me parece una idea genial, de las mejores que he oído al respecto en los últimos tiempos. No solamente podrían bajar las tarifas, sino que además a algun@s clientes les ayudaría a moderar el hambre compulsivo de celular… esa costumbre de cambiar de móvil como de camiseta, debido a la (engañosa) sensación de que con los programas de puntos y otras zarandajas parecidas el teléfono sale gratis…

¡Nada más lejos de la realidad!

Adjunto una comparativa (sacada de Xatakamovil hace unas semanas) de tarifas móviles para quien esté interesado en echar cuentas.

Tarifas moviles

8 comentarios en “Telefonía celular, móviles, voz sobre IP… y yo

  1. Igual que de este lado del mundo, solo tarifas y mas tarifas y supuestas ofertas…

    En cas no tenemos Internet porque ninguna compañia tiene cobertura ahi y por otro lado la oficinal (telmex) cobra las llamadas como LARGA DISTANCIA, siendo que estamos en el estado de México… no en Hidalgo..

    En mi caso uso un movistar poara llamadas locales y a otros movistar yaque me cobran a 5 mas iva la media hora y procuro recargar saldo cuando hay promocion del doble de tiempo aire, el telcel lo uso solo cuando no tengo saldo en el movi y para llamada con el numero que me sale “gratis” al menos los primeros 4:59 minutos… y para checar mi correo… de entrada por salida… a veces para el blog de Pielfugaz ya que tiene habilitado el acceso para publicar en bloguer–

    Actualmente modero mucho mi uso de la red (aunque parezca lo contrario, jajaaj) me declaro exadicta a las novedades tecnologicas… ni puedo , ni quiero jajaja!! Medito mucho para comprarme algo y procuero reciclar mis cacharros hasta que se acaben… salen muiy caros como para desecharlos sin sacarles real provecho.

    ¡Saludos Momo te leo siempre que puedo!

  2. Hola, Piel
    Esto de la telefonía celular es un gran invento. Hay veces que te saca de un apuro, pero claro, tb es un negocio para algunos y esos quieren que gastemos cuanto más mejor.

    Durante unos meses no tuve celular y en el pueblo me pasaba perfectamente sin él. Pero cuando iba a Barcelona, me sentía desconectado, no podían encontrarme ni los que me daban el trabajo ni Nena ni nadie… así que entonces me compré un Ericsson que salió muy malo pq el joystick se rompía.

    Después he ido heredando algunos celulares de Nena hasta que hace meses me compré mi Huawei T7200, alias Vodafone 810.

    Va muy bien y me costó 75 euros liberado. Escribí un post cuando lo compré… https://momeces.wordpress.com/2009/05/18/vodafone-810-mi-nuevo-movil/

    Gracias por comentar. Muchas felicidades por el 5º Aniversario de tu blog http://pieladentroviajeinterior.blogspot.com/ y ánimo con tu nuevo podcast… ;-)

  3. Más curiosidades interesantes de Pepephone. Leo lo siguiente en un blog:

    “Este mes si traes tu número de siempre en contrato a Pepephone, además de la tarifa de 6 cent/min, disfrutarás sin ningún coste, durante todo el tiempo que seas cliente, de la asistencia legal de Legálitas. Para ello, como es habitual en las promos mensuales de la operadora, es necesario que tengas una antiguedad mínima de 2 meses en tu actual operador en la modalidad de contrato.

    Editamos: parece ser que la cobertura se aplica a la totalidad de la cartera de clientes de pepephone. Más info aquí.”

  4. Muy interesante el artículo :) pero no estoy de acuerdo en que sea bueno prohibir la subvención de terminales. No implicaría en absoluto que compitieran en precio, en un mercado como el nuestro que ya está saturado, esa competencia debería ocurrir de forma natural y sin embargo mira como está el panorama, los operadores no virtuales son muy conservadores a la hora de ofrecer tarifas agresivas, y pasa igual con los ISP.

    Vale que con teléfonos “cutrillos” suelen timar bastante a la gente con los contratos y permanencias pero es que los móviles son caros… no te engañes, cualquier móvil que sale al mercado aunque no sea smartphone y tenga un diseño más o menos “bonito” vale una pasta (300 € o 400 € costaba libre hace un par de años el Motorola RAZR que en funcionalidades era un simple teléfono pero con un diseño muy “especial”)

    La subvencion de terminales permite a la gente acceder a comprarse un Nokia 5800, un HTC Dream / Magic o un iPhone por un precio muy rebajado respecto al que tiene libre y por mucho que obliguen a permanencia y a consumo mínimo, el acceso al terminal es mucho más asequible y eso ayuda a “colarte” los contratos que ellos ofrecen en alguna de sus modalidades. Te pongo un ejemplo, el primer iPhone no estaba subvencionado y costaba 500-600 €, luego pasó a 400-500 €. Cuando llegó el 3G a España al ser nueva alta con portabilidad el precio del terminal me salió por menos de 200 € estando ya subvencionado por Movistar. A mi me parece más que interesante el concepto de subvención de terminales…. :)

  5. Hola, Ramón.

    Prohibir en sí mismo no es muy recomendable… pero a veces conviene marcar pautas. Y ahora estamos en una situación especial.

    Efectivamente, en otro momento podría haber estado de acuerdo con tus argumentos, guiándome por patrones de progreso tanto tecnológico como económico.

    Pero hoy… me parece que convendría un período de reflexión y reposo.

    No es que piense que si dejan de promocionar los terminales vayan a bajar los consumos, lo cual es posible y deseable, sino que pienso, sobre todo, que la gente, cuando tenga que pagarlos al precio que valen y a tocateja, se lo pensará dos veces. Y muchos seguirán un tiempo más usando el mismo móvil en vez de cambiarlo por uno nuevo.

    Puede que la industria se resienta… pero es necesario aflojar con el consumo y este es un medio tan bueno o mejor que otros en lo que a telefonía celular se refiere.

  6. @Momo; tienes razón ne lo que dices pero entras ya en un tema aparte de la tecnología y del progreso del mercado y del acceso de los usuarios a los productos disponibles…

    Básicamente en esta economía que tenemos cuando el consumidor puede pagar por algo paga aunque sea “caro”, cuando el precio de un servicio baja y se hace asequible para muchos se crean beneficios por servicios y productos basados en el primero que ya se ha asentado, y con eso se logra muchos beneficios. Y eso es lo que ha ocurrido con la telefonía móvil y todo lo que supone (proveedores, fabricantes de terminales, desarrolladores de servicios, etc), estamos en su época dorada y apenas acaba de empezar.

    Como usuario “geek” tengo cierta tendencia a analizar mucho una compra de un producto tecnológico pero la mayoría de la gente compra por impulso. Con los móviles pasa lo mismo y a pesar de que hay terminales libres (que muchos dicen preferir a pagar un contrato) resulta que la mayoría de la gente “pasa por el aro” precisamente por no pagar esa cifra desorbitada del terminal por separado de forma puntual. Estamos en una economia que tiende a cobrar por suscripción, por crédito, a plazos. Y eso no lo podemos cambiar, no es algo que se pueda hacer legislando… es un tema social mucho más complejo que una simple ley. En estados unidos por ejemplo, esto que tenemos en Europa es aún más exagerado con la generalización de las tarjetas de crédito. La gente no comprende eso de ahorrar para comprar algo si puede comprarlo AHORA con una tarjeta de crédito… eso en España todavía no lo veo tan exagerado pero llegaremos a ello.

  7. Es cierto todo lo que dices, Ramón. Pero creo que no debemos ni podemos llegar a las formas de consumo exageradas que planteas y que según voy viendo pertenecen más al pasado que al presente.

    Desde luego, quien tiene trabajo y dinero suficiente sigue gastando como antes. Y entre los que no llegan, las tarjetas de crédito van que vuelan…
    Pero la desaceleración es real y necesaria.

    Veremos qué pasa… y cuánto tarda en pasar. Lo de los móviles es solo un ejemplo, pero que llama la atención. Son como las chuches de los mayores.

    Por cierto, el Samsung S5320 de Nena, libre, costó 147 euros y está bastante bien. El mío, liberado 75. No es preciso gastar mucho en tecnología y, desde luego, una vez hecha la compra hay que amortizarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s