Aminetu Haidar y la Republica Árabe Saharaui Democrática

Aminetu (o Aminatou) Haidar es una activista Saharaui que lucha desde hace años por la libertad de su nación y su pueblo. Actualmente se encuentra en huelga de hambre, retenida en el aeropuerto español de Lanzarote, en las Islas Canarias, donde fue enviada (contra su voluntad, sin documentación ni pasaporte) por el gobierno marroquí con la aquiescencia del gobierno de España.

Según la Wikipedia: Haidar es madre de dos hijos, y cursó estudios de literatura moderna. Hoy por hoy es la más célebre activista en aras de que la República Árabe Saharaui Democrática sea una realidad como Estado del territorio denominado Sahara Occidental. Este territorio, ex colonia española, interrumpió su proceso de descolonización en 1976 tras abandonarlo España en los Acuerdos de Madrid, cediendo ante las presiones de Marruecos y Mauritania, pese a que estaba comprometido con la ONU para llevar a cabo dicha descolonización. En la actualidad el Sáhara Occidental está gobernado de facto por Marruecos, y por ello Haidar posee la nacionalidad marroquí.

[…] En agosto de 2006 Marruecos le denegó el pasaporte y el derecho de expatriación de sus dos hijos como medida de presión.

[…] Tras la gran dimensión mediática de su irregular aprisionamiento, y el importante apoyo que obtuvo por asociaciones y políticos occidentales lograron la expatriación de Haidar con el fin de erigirse en embajadora itinerante de la República Árabe Saharaui Democrática en contacto con gobiernos extranjeros y asociaciones pro saharauis.

Os dejo aquí las palabras de una de las muchas personas que hoy mismo la han visitado en el aeropuerto de Lanzarote donde permanece en huelga de hambre desde el día 15 de noviembre pasado. (Toda la información sobre el caso Aminetu en esta página de Wikipedia y otras informaciones y enlaces al pie de este post)

Llegamos al aeropuerto de Lanzarote a las tres de la tarde, vimos desde el cielo la estructura de un enorme volcán apagado por el tiempo. Las montañas que se encuentran dispersas por toda la isla parecen una fiel copia de los montes de Leyuad, Lemdeismat que están en la región de Tiris, Sahara Occidental. Toda nuestra conversación giraba en torno a Aminetu, su coraje, su resistencia y la capacidad de haber puesto ante los ojos del mundo cómo un tirano viola las normas básicas y simples de la libertad y dignidad que necesita un ser humano para poder vivir y seguir siendo dueño de su conciencia y su corazón.

Cuando aterrizó el avión todos estábamos emocionados, por fin vamos a ver a la Ghandi saharaui, vamos a darle en el nombre de toda la sociedad vasca la solidaridad y el cariño que siente por su defensa de los derechos humanos y su firmeza de seguir luchando por sus convicciones hasta el final.

Nos adentramos en el aeropuerto, hasta el lugar donde esta La Plataforma de Solidaridad con Aminetu Haidar, cogimos el libro de firmas y dejamos nuestro apoyo estampado en el papel. Los turistas iban llegando y observaban con curiosidad los carteles con el rostro dibujado de la Heroína de la Libertad. Empezaron los saludos entre lágrimas de tristeza y alegría porque sabíamos que ella seguía luchando entre la vida y la muerte por su dignidad y por la dignidad de todo el pueblo saharaui.

Bajamos hacia la carretera y con nuestro cuerpo dibujamos su nombre, luego no cogimos las manos y juntos gritamos la palabra libertad. Al final leímos poemas del libro EL AAIUN, GRITANDO LO QUE SE SIENTE.

El ajetreo de la gente, de los periodistas en busca de la última noticia y la llegada del juez y el médico para persuadir Aminetu para que abandone la huelga de hambre, nos pareció una presión intolerable.

Zapatero decía que su gobierno había hecho lo posible para que Aminetu vuelva a su casa y que no podía renunciar a las buenas relaciones de vecindad con Marruecos, mientras el ministro de exteriores Marroquí seguía inmerso en el discurso de las pateras, el terrorismo y la inmigración ilegal, Moratinos nos recordaba que tenemos que velar por nuestra seguridad y que el reino alauí esta solo a catorce kilómetros.

El actor Willy Toledo, el arquitecto Fernando Peraíta y la abogada Inés Miranda seguían luchando frente a los medios de comunicación, al gobierno y a la justicia para que se respete la voluntad de Aminetu de mantener el ayuno hasta que pueda reunirse con sus hijos y su madre en El Aaiun.

Mientras nosotros seguíamos mirando su rostro, buscando sus huellas y siguiendo los acontecimientos sin poder cambiar nada en un mundo que prefiere plegarse al chantaje de un sátrapa, frente al coraje de una madre que lucha por su dignidad y la dignidad del pueblo saharaui. Que triste me sentí ante esta terrible injusticia y de que sirven los derechos humanos si no devuelven el sentimiento humano a las personas. Que atropello a la moral, a la inteligencia, al progreso y a todos nosotros sino somos capaces de reparar la arbitrariedad y la soberbia.

Nervioso, triste, emocionado e incapaz me sentí cuando observé la fortaleza y la belleza infinita que hay en sus ojos, jamás había visto en toda mi vida un cuerpo tan frágil y un espíritu tan libre. Saqué de la mochila los libros de poesía después de abrirla y cerrarla varias veces buscando un bolígrafo. Había un poema que escribí en papel marrón con su rostro titulado La Heroína de La Libertad. Todo se lo entregué y me sentí por un instante aliviado porque pude ver su pequeño cuerpo, sus menudas manos y la luz de esperanza que nace y termina en su rostro..

Antes de salir volví a dirigir mi mirada por última vez hacia su cara y en sus ojos encontré el mapa de la libertad que perdí cuando me desterraron, al igual que a ella, en una mañana gris en la que perdimos la inocencia de la vida.

Ali Salem Iselmu, Generación de la Amistad saharaui

Podéis leer este y otros textos y manteneros al día sobre este tema desde el siguiente lugar: Free Aminatou Haidar

En nuestro próximo Solo 24 Horas, que será el 114 y nuestro número dedicado a la Navidad, Nena y yo esperamos tocar nuevamente este tema. También podéis escuchar un audio del colectivo Mas Voces en su sitio web o aquí mismo:

Confiamos en que esta situación termine pronto, antes de que la salud de Aminetu se vea dañada seriamente. Queremos verla muy pronto en El Aaiún reunida con sus hijos.

Todos conocemos la actitud hacia el Sahara de lamentable gobierno marroquí, pero como españoles no podemos admitir ni tolerar la actitud de alegalidad, por no decir ilegalidad, (ver artículo del abogado Juan Soroeta) que ha adoptado el gobierno de España, no solo en el caso de Aminetu, sino en general en todo el tema de la excolonia.

2 comentarios en “Aminetu Haidar y la Republica Árabe Saharaui Democrática

  1. “Según ha informado un miembro de la Coordinadora de Solidaridad con el Sáhara, en declaraciones a las que ha tenido acceso laRepublica.es, la dictadura de Marruecos ha ordenado a la policía rodear la casa de la activista saharaui Aminatu Haidar. Marruecos continúa así con la represión contra los saharauis en una nueva prueba de falta de humanidad del régimen de Mohamed VI, que incluso ha impedido el acceso del médico que la atendía a la casa de la activista, el Doctor De Guzmán.

    Tuvo que ser Aminetu Haidar, quien apoyándose en sus hijos para poder andar, saliera de su casa para romper el cerco policial y para poder acercase hasta el médico español que viajó con ella desde Lanzarote, el mismo médico que la ha estado atendiendo durante el tiempo que ha permanecido en huelga de hambre. […]

    Fuente: laRepublica.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s