Entre les murs – La clase

He estado viendo este film de 2008 (Palma de Oro en Cannes), realizado bajo bandera francesa por Laurent Cantet.

Como ex-potencia colonial, Francia presenta más conflictos raciales y sociales que otros países, pero, no nos engañemos, la problemática que plantea Entre les murs tiene más que ver con la educación que con la marginación.

El problema de la incomunicación entre profesores y alumnos no viene dado únicamente por la falta de medios, las familias desestructuradas y la extracción social de estos últimos.

La realidad es que la brecha entre docentes y alumnos se abre por culpa de la propia educación. Es una brecha que ha existido siempre y en nuestros días se hace cada vez más insuperable.

Tras ver la película, que os recomiendo, he hecho una pequeña crítica en Film Affinity, que copio y pego un poco más abajo para vosotros.

Por desgracia, aunque hace tiempo que soy consciente de esta problemática ,y como estudiante la he vivido en varias ocasiones, no tengo muy claro cuál pueda ser la solución. Desde luego, no hay una respuesta para todo. El camino para resolver los problemas que se plantean en La clase (y por supuesto en la vida real de millones de estudiantes y también profesores) es largo y va a necesitar de mucho esfuerzo e imaginación.

Ni que decir tiene que, por ahora, vamos en sentido contrario: Bolonia y el Plan de Convergencia Europeo, tal como están planteados, no son la solución ni el camino a seguir.

La educación universitaria, o media, o elemental, pasa no por crear técnicos y especialistas y así incrementar la productividad y engrasar los engranajes de la maquinaria de producción. La verdadera educación, a todos los niveles, tiene que ver con conectar al joven estudiante con la realidad de la que forma parte, consiguiendo, o al menos intentándolo, que esa conexión se viva como algo sugestivo y estimulante.

Se necesita una educación que responda a los intereses y a la curiosidad del educando y no a ninguna pauta orientada a mejorar la productividad, que es lo que ahora tenemos.

No sigo. Os dejo aquí mi pequeña crítica a Entre les murs. Si tenéis hijos u os interesan estos temas, deberíais ver la película.

Solo una cosa más: la educación verdadera es el bien más preciado que una sociedad pueda tener, más incluso que la sanidad… y, por desgracia, hace ya mucho que nos lo están robando… mientras nosotros miramos hacia otro lado.

Una sinopsis bastante pobre la que ofrece FA, que nos pinta ‘La clase’ como un problema entre alumnos marginales y profesores.

En realidad la película nos muestra cómo la enseñanza que se intenta dar a los jóvenes no conecta con ellos de ninguna forma… Por eso hay una alumna que cierra el film dando en plena diana, con una afirmación tan sencilla como rotunda: “Señor, yo no he aprendido nada en todo el curso”.

Ese es el sentimiento de muchos alumnos (y también profesores) hoy día. Es un sentimiento de confusión e impotencia que se deriva de estar día tras día, semana tras semana, encerrados todo el día en un instituto o escuela sin saber para qué, ya que nunca consiguen conectar ni encontrarle el sentido a programas y planes de estudios que poco o nada tienen que ver con sus inquietudes e intereses más inmediatos.

Es el mismo problema que, desde otro ángulo, enfrentan los profesores. Tienen un currículo (¡qué palabra más fea!) y un montón de pautas que cumplir. Pero ni uno ni otras les ayudan en lo más mínimo a conectar con los alumnos, y menos aún a motivarles.

Así, lo que se produce es un auténtico diálogo de besugos en el que cada cual habla un idioma completamente diferente de los demás y nadie llega a entender al otro… y menos aún a comunicarse.

En este escenario, la incomprensión y la violencia son las consucuencias naturales. Y eso es, entre otras cosas, lo que nos muestra este film.

2 comentarios en “Entre les murs – La clase

  1. Hola! A mi también me gustó mucho esta película. Refleja muy bien las diferentes problemáticas que puede haber en aulas en donde se da mucha variabilidad racial, además de reflejar en parte la sociedad acutal.

  2. Estoy de acuerdo contigo, Zarkete. Creo que la diversidad genera tensiones en la sociedad y en las aulas. Y eso se puede ver de una manera muy creíble en Entre les murs.

    Pero también creo que, independientemente del origen y la extracción social de los alumnos, la educación tal como esta estructurada desde hace algunos años no consigue sintonizar con ningún tipo de alumnos, que la ven como algo ajeno a ellos y sin el menor interés.

    Mi opinión (discutible, por supuesto) es que solo los niños y jóvenes a los que se ha inculcado, en la familia y desde una edad temprana, un modelo social consumista y altamente competitivo pueden tragarse (no creo que sintonicen ni lo disfruten, pero pueden asimilarlo) el modelo educativo que tenemos planteado en occidente.

    Gracias por visitar el blog y dejar tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s