El hombre es una estatua temerosa…

Leo el siguiente párrafo, redactado en 1949 por César González-Ruano. Forma parte de un artículo breve publicado en esas fechas en un diario de la ciudad de Barcelona con motivo de la retirada de las tropas nacionalistas chinas de Chiang Kai-shek y la toma del poder por parte de Mao Zedong.

Sin embargo, el fragmento que reproduzco habla esencialmente del ser humano y es aplicable hoy día tanto como hace 60 años. Dice así:

Las desgracias afectan en razón directa de su proximidad. Hace falta andar muy bien de imaginación y de sensibilidad abstracta para que sea de otro modo. El hombre es una estatua temerosa situada en medio de la plaza mayor de su egoísmo. Alrededor de esa plaza se van extendiendo círculos de sensibilidad cada vez menos finos –cada vez menos sensibles– para la razón concéntrica de la primera plaza. […]

César González-Ruano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s