Archivos Mensuales: marzo 2012

Black Mirror episodio 2. El sistema lo absorbe todo… pero no tanto


Acabo de ver la segunda parte de la serie Black Mirror, donde se plantea una vez más la capacidad del sistema para absorber e integrar en sus seno cualquier acción en su contra, incluso las aparentemente más agresivas.

Permitidme afirmar que eso no es cierto: el sistema lo integra todo, de acuerdo, pero también se ve modificado por todas interacciones que recibe.
Vivimos una existencia donde nada es ni fijo ni seguro ni inmutable, todo parece cambiar sin nuestra intervención, pero sí existen cursos de acción que pueden modificar los acontecimientos.

Eso es lo que se puede cambiar, la orientación y el curso de los acontecimientos, a pesar del aparente poder del sistema y de su capacidad integradora.
Nadie puede prever con precisión las consecuencias de sus acciones, pues éstas son muchas y generan nuevas acciones y nuevas consecuencias.
Sin embargo, la inacción no es igual a la acción, y tampoco una acción tiene los mismos resultados que otra ni crea las mismas sinergias.

No nos dejemos engañar ni permitamos que la confusión a nuestro alrededor no lleve al pesimismo que precede la parálisis: nuestras acciones, por pequeñas e insignificantes que puedan parecer, tienen importancia y abren caminos, aunque sus consecuencias resulten poco claras incluso para nosotros mismos.

Volviendo a Black Mirror… a pesar de que la primera impresión pudiera hacernos pensar que nada puede hacerse contra el status quo, su mera existencia y sus atrevidos planteamientos ya demuestran lo contrario.

Sin embargo, la respuesta , por llamarla de alguna manera, no está en Black Mirror ni en ninguna serie, película o libro… está en todos y cada uno de nosotros. Al menos en aquéllos que, a pesar de nuestros fracasos y debilidad, no queremos rendirnos.

Anuncios