Revisando la serie británica Wallander

Después de verla completa llego a la conclusión (totalmente personal e instransferible) de que el Wallander de la BBC es la mejor serie que he visto, por encima de The Wire, mi preferida hasta ahora, o de otras británicas como Black Mirror o norteamericanas como Homeland, Dexter y algunas más que me gustan mucho.

Wall102-1

Conviene aclarar que Wallander no es una serie de acción. Tiene un tempo bastante pausado, salvo en algunas ocasiones. Los episodios son largos (una hora y media), como pequeñas películas. Y para que sea aún más rara, se trata de una serie rural más que urbana… De hecho los paisajes y el clima son un elemento indispensable que, como un coro griego, acompañan a la acción. Aparte, son en sí mismos bellísimas composiciones que merecen ser contempladas, incluso independientemente de los situación que siempre ilustran.
Sus episodios autoconclusivos son densos, argumentalmente hablando, pero transcurren de forma sosegada. Hay disparos, pero solo los justos, y las escenas de acción son raras.

Wall102-2

Wallander, el policía poeta, como le llaman en el segundo episodio de la primera temporada, y uno de los mejores, es un tipo creíble, un auténtico sabueso, tiene olfato y es perseverante, cuando agarra a su presa no la suelta. Tampoco hay crimen que se le resista. Como otros polis televisivos, no tiene vida privada, su profesión lo es todo para él. Además es tremendamente humano. Como él mismo dice: “vivimos aquí y ahora; no puedo tomar distancia” refiriéndose a los crímenes que investiga.

He de decir que he leído 5 o 6 de las novelas de Henning Mankell y también vi algún episodio de la serie original, creo que es sueca.
Pero para mí, y aunque muchos me ordiarán por decir esto, la serie de BBC y Kenneth Branagh superan tanto a las novelas como a la serie escandinava.

Wall102-4

Lo único que echo de menos con respecto a los libros de Mankell es el cuidado y la definición que éste otorga a los secundarios, y que en la serie de la BBC se pierde, supongo que para realzar al personaje protagonista. Los únicos que mantienen una cierta relevancia son la hija y, un poco, el padre de Wallander.

La serie original era interesante y estaba bien, pero tenía un aire muy casero para mi gusto, mientras que la británica, con sus tremendos paisajes y la interpretación de Branagh resulta absolutamente memorable.

Wall102-3

Si tenéis oportunidad de verla, no os la perdáis. Por cierto, la he visto doblada y en versión original. Normalmente las series las prefiero dobladas, por aquello de que si hay mucho diálogo te pierdes las imágenes mientras lees. Con Wallander no es el caso. Los diálogos son los justos y los actores rara vez se pisan los unos a los otros, con lo cual verla en VO no supone ningún problema, al contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s