Archivo de la etiqueta: Consumo

Ojo con Vueling, que se cargan tu viaje

Este viaje a Roma lo contratamos con Vueling unos dos meses antes de hacerlo., En principio todo fue normal, pero unas 31 horas antes de la salida del vuelo (poco antes de las 12 de la noche del día anterior), recibimos un email diciendo que por razones operacionales (¿?) lo habían anulado. En ese email no había alternativa o propuesta alguna ni tampoco un número de contacto con el que comunicarse.

Inmediatamente conseguimos un teléfono de Vueling (uno de esos números raros y caros, creo que un 807) y nos pusimos en contacto con ellos. No supieron darnos razón alguna de lo ocurrido, pero sin coste nos canviaron el pasaje no al siguiente vuelo, sino a otro 4;30 horas más tarde.

Por la mañana volvimos a llamar a Vueling con la intención de prolongar un día la estancia en Roma, ya que habíamos perdido una mañana entera por su culpa, pero no quisieron hacerse cargo de nada y lo dejamos correr.

En Roma conocimos un pareja de peruanos que habían contratado nuestro mismo vuelo (el que fue anulado), pero, como ellos no tenían contacto con Vueling en Barcelona, no solo llegaron al aeropuerto para coger el vuelo de las 7 de la mañana y se encontraton con que éste ya no existía, sino que además, tuvieron que coger otro a las 16 horas, con lo cual, se pegaron el gran madrugón para después estar en el aeropuerto esperando 8 horas.

Por si todo esto fuera poco, en el vuelo de regreso, llegamos al aeropuerto con las dos horas de antelación habituales (recuerden que los billetes los habíamos sacado dos meses antes), pues bien, a pesar de todo esto, mi mujer y yo tuvimos que volar en asientos separados… porque Vueling lo dijo. La excusa: que el avión iba muy lleno. ¡¡Menuda idiotez!!

Por supuesto, no volaremos de nuevo con esa empresa, al menos no en los próximos años… Y vosotros, si no queréis poner en peligro vuestro viaje o vuestras vacaciones deberíais tener en cuenta estas cosas.

¡Ah! Os dejo un enlace a una página del periódico ABC donde explica cómo un juzgado dictaminó contra Vueling por cláusulas abusivas en sus contratos de servicio.

Además, veo en Internet que hay un sitio web de una empresa especializada en reclamaciones a compañías aéreas por cuyos servicios solo se paga si se consigue una indemnización. Probablemente nos pondremos en contacto con ellos o con alguien que nos asesore al respecto…

Anuncios

Los políticos no son magos…

triptico_portada

Copio y pego un fragmento de un documento… en realidad un libro, “Consumir menos, vivir mejor”, que estoy leyendo en formato pdf y que va de consumo responsable. Aquí tenéis la web desde donde se puede descargar… También se puede comprar… Y supongo que regalar por navidad… :-)

En cualquier caso, a mí me está resultando particularmente interesante. Más que nada porque pone los puntos sobre las íes y, como el párrafo que copio nos demuestra, cada un@ tenemos nuestra parte de responsabilidad.

Es por ello que el libro va mucho más allá de la mera teoría, proponiendo al lector ideas y acciones que puede poner en marcha de inmediato para mejorar no solo el medio ambiente, sino también su propia calidad de vida…

Por último comentar que el libro usa una curiosa forma de lenguaje no-sexista que no había descubierto hasta ahora… :-)

Sigue leyendo Los políticos no son magos…

Las cosas sencillas

pan

Hace unos días Nena dijo: “Si quieres podemos probar a hacer pan. Una compañera de trabajo me ha explicado cómo lo hace su madre…”

Me alegró mucho oírlo, porque es algo en lo que yo había pensado algunas veces, pero como supone más trabajo no me atreví a decírselo a Nena.

El caso es que como supuse que amasar es pesado, me ofrecí a hacerlo yo… y, bueno, ayer ya hicimos nuestra segunda hornada.

Sobre la primera, ya habló Nena en su blog El Abanico, y además dio la receta que, de todos modos, estamos tratando de perfeccionar. Ayer ya hicimos una cantidad más contundente, como un kilo y pico. Salió bien. El que sobró es para congelar. Espero que no pierda por eso…

En fin, esta noche he cenado mi clásico bocadillo de atún con pimientos, pero esta vez con pan hecho por nosotros… ¡y sabe mucho mejor!

Una oportunidad, una necesidad…

Como casi todo el mundo sabe, actualmente la sociedad occidental, más o menos desarrollada, está teniendo un problema de financiación y de dinero… es la actual crisis.

Este vídeo explica en menos de cinco minutos y de forma sencilla qué es lo que está pasando. La solución que aporta es posiblemente la única racional. Apretarse el cinturón hoy y ser sostenibles, para seguir vivos mañana.

Creo que debemos considerarlo, exigírnoslo a nosotros mismos y exigirlo a quienes nos gobiernan.

No debemos olvidar que esta tremebunda crisis de crédito y dinero será para partirse de risa cuando dentro de uno o dos años toquemos techo con la extracción de hidrocarburos, y los combustibles fósiles empiecen a escasear verdaderamente y a encarecer el precio de todo aquello que se mueve… muy especialmente de los alimentos.

Bajo presión

El título de este post lo es también de un libro que acaba de publicarse y que trata de poner en evidencia y aportar soluciones acerca de la hiperactividad y otras hiperlindezas a las que los niños de hoy se ven empujados por sus  padres y educadores.

Este enlace os llevará a las páginas de El País.com donde hay un interesante y extenso artículo sobre todo esto.

Recojo tres párrafos que tal vez os parezcan sugestivos y que están sacados de dicho artículo:

“Soy el gran proyecto de mis padres”, dice Ana Placente, una niña de 13 años de Madrid. “Incluso cuando estoy a su lado, hablan de mí en tercera persona”.

…cuando el cuidado de los hijos se convierte en un cruce entre el desarrollo de un producto y un deporte de competición, la paternidad pierde su mágico sentido.

Hace poco tiempo, el colegio Cargilfield, un centro privado de Escocia, prohibió los deberes a los alumnos de entre 13 y 15 años. En un año, las notas de los exámenes de matemáticas y de ciencia mejoraron cerca de un 20%.

Excesos. Séneca, Agamenón…

Recojo unas palabras de Séneca, el filósofo estoico y político nacido en Córdoba en la España romana del I siglo, que me parecen muy acordes a la necesidad de austeridad que vivimos actualmente.

Necesidad no solo individual, sino decididamente global. En la cultura musulmana aún se valora la humildad y la no-ostentación. Séneca, aunque se dice que no supo llevarlo a la práctica en su propia vida, fue todavía más allá, como lo demuestra el texto siguiente del primer acto de su tragedia Agamenón.

…y aunque las guerras estén aquietadas y cese la perfidia, las grandezas se ven oprimidas por su propio peso y la Fortuna se rinde a su propia carga. Las velas, hinchadas por favorables Notos, sufren el peligro del demasiado viento; la torre que interna su espadaña entre las mismas nubes es azotada por el vendaval lluvioso, y el bosque que difunde espesas sombras ve los añosos robles quebrantarse: hieren los rayos los elevados cerros: son los cuerpos más grandes los que están más expuestos a las enfermedades; y cuando en las praderas vagan en libertad las bestias insignificantes, ofrecen las más grandes su erguida cerviz más seguramente a los tiros que las hieren. Todo cuanto la Fortuna encaramó en alto puesto, ella lo ha de derribar. La vida modesta es la que más dura; dichoso el que está contento con una medianía de vida. Se ciñe a la costa, impulsado por brisas seguras, y temeroso de arriesgar su barquilla en la alta mar va bordeando las tierras, que toca de cerca con sus remos.

Que no te engañen!!

La cantidad de grano de cereal que se necesita para llenar el depósito de tu monovolumen serviría para alimentar a una persona durante un año…

Sin embargo, las compañías multinacionales tratan de vendernos el bioetanol y el biodiesel como productos ecológicos… cosa que no son. La tala de bosques, el abuso de agua para el riego, los pesticidas y la mano de obra sobreexplotada lo demuestran.

Por si fuera poco, nuestros gobiernos nos cuelan estos combustibles, sí o sí, mezclados con el diésel clásico sin posibilidad de alternativa.

El petroleo se terminará en unas cuantas décadas, el precio subirá mientras tanto. Las energías eólica y solar no pueden sustituir a los combustibles fósiles en lo que a movimiento de vehículos se refiere.

La alternativa pasa necesariamente por una reducción de estos combustibles, potenciando y usando el transporte público, reduciendo de forma consciente los desplazamientos y usando vehículos que no consumen ni combustibles ‘bio’ ni tampoco fósiles, como la bicicleta o El coche de San Fernando.

Tres buenas noticias y una mala

La primera buena, muy buena, mejor de lo que parece, es que la versión 3.0.2 de Firefox, que salió ayer arregla un problema muy molesto que teníamos algunos usuarios de Mac por el cual no podíamos poner la @.

Cuando pulsábamos ALT + 2 nos enviaba a la pestaña nº 2, como si hubiéramos pulsado CMD + 2. Parece que esto se ha resuelto, al menos en mi caso. Eso sí, previa desinstalación completa de la versión anterior con AppCleaner. Tal vez esto no sea necesario, pero es lo que yo hice…

La otra noticia buena tiene que ver con los micros USB sobre los que preguntaba el otro día. El lunes (que llovía a mares por aquí) estuve en Barcelona y compré un Plantronics DSP 400 parecido al de la foto. He hecho algunas pruebas y da muy buen sonido. Quizás es hasta demasiado sensible, pero creo que eso tiene remedio. Os pongo una foto… para que veáis como no es.

clic para ampliar
clic para ampliar

Digo como no es porque el mío parece un poco más antiguo, la diadema es plegable por el centro. Pero la principal diferencia estriba en que el USB no va ‘incorporado’ como se puede ver en la foto, sino que es un aparatito aparte, como una memoria USB que se conecta al ordenador por un lado, mientras que por el otro lado se le enchufan las clavijas tradicionales de cualquier micro. La ventaja que le encuentro a que sea así es que me va a permitir utilizar otros micros que tenía para los PCs anteriores con conexión tradicional. De este modo saco del baúl de los recuerdos una imitación de Logitech de sobremesa un Labtec que nos permitirá grabar a Nena y a mí los Solo 24 Horas sin demasiados problemas.

Una tercera buena noticia es que me he sacado un buen pellizco por los cómics que me vendí. No tenía ninguna idea en mente, pero lo que me van a dar es una cantidad… jugosa por seis cajas no demasiado grandes de cómics… :-)

La mala noticia es que estoy teniendo bastantes problemas con la empresa a la que le pedí que se hiciera cargo del dominio de solo24horas.com. Esta empresa Piensa Solutions dice no poder hacernos el traslado porque la dirección del anterior propietario se encuentra oculta y el Whois no la muestra. Por lo visto no les basta con el auth code, que a todas luces debería ser suficiente pues no se puede obtener sin el consentimiento de propietario anterior del dominio.

Por tanto, de momento mala nota a Piensa Salutions por no aportar soluciones y hacernos perder el tiempo. Si la cosa no se arregla, me veré obligado a pasar de ese dominio. También será molesto, pero lo superaremos.

De tiendas en tu ciudad

Al menos un día a la semana, salgo a dar un paseo por nuestro pueblo grande y tal vez a comprar alguna cosa que necesitemos.

Esta semana me acerqué a la librería. Hay varias, pero solo una es grande y con un buen servicio de encargos. Buscaba el libro Siete lecciones y una conclusión sobre la democracia establecida. Había tres personas en la librería, comentamos unos emails que habíamos intercambiado con el responsable o el dueño (no sé) y dejé el libro encargado, pues como ya comprenderéis no se trata de un best-seller mundial de esos que se encuentran por todas partes. Todo fue eficiente y además cordial.

Al salir me fui a una ferretería. Días antes encontré al volver del trabajo dos trozos de madera de calidad con el grosor y las medidas ideales para colgar, por ejemplo, unos altavoces. Pero como los altavoces ya están colgados Nena dijo que servirían para los botes de olivas… que son grandes y pesados.

Necesitaba esos ángulos rectos que se clavan a la pared y a la vez a la madera… En la ferretería me atendió la propietaria. Ya he ido bastantes veces. Le expliqué lo que necesitaba, le di medidas y le comenté una pequeña limitación de espacio. A continuación me ofreció dos modelos distintos de ‘ángulos rectos’ de los que yo necesitaba.

Me fui con la sensación de haber comprado justo lo que me hacía falta. Tal vez un poco caro, pero seguro que los botes de aceitunas no se nos caerán al suelo si no es por un terremoto.

Después me fui caminando a la biblioteca (para los que leáis catalán ha salido una nueva novela de Pep Coll: L’habitació de ma germana, ya os contaré) y mientras caminaba, pensé que podía haber comprado el libro en internet y lo de la ferretería en cualquiera de las grandes superficies que rodean la ciudad…

Pero, claro, no habría encontrado un interlocutor a quien exponer mis dudas. Ningún ser humano interesado en mis necesidades o mis problemas (aunque sea a cambio de dinero)… Y me di cuenta que para que un pueblo, y sobre todo una ciudad conserve parte, no ya de su encanto, sino sobre todo de su humanidad, debe mantener ciertos servicios. O ciertos negocios, que a la vez son servicios, donde un profesional te atiende, resuelve tus dudas y finalmente te recomienda aquello que necesitas.

No sé cómo lo veis vosotros. Para mí está claro. Tal vez este sistema sea un poco más lento, incluso puede que a veces algo más caro. Pero seguramente es más eficaz a la larga y, sobre todo, mucho más humano.

Por cierto, las fotos que acompañan a este post son de un verdadero librero que tuvo la desgracia de que se le quemara el establecimiento. La foto de abajo, que podéis ampliar igual que la de arriba, explica cómo la población se solidarizó con su desgracia. ¿Qué más puedo decir?

¿Dónde están mis datos? Matarile-rile-rile…

¿Dónde están mis datos? En Google Chrome… ¡chin-pon!

Primero llegaron arrasando los nuevos mini-portátiles Asus Eee y demás, sin apenas capacidad de almacenamiento más allá de memorias flash de muy pocos GB.

Ahora llega, como caído del cielo, el nuevo navegador Google Chrome, que según parece no es un browser corriente, sino la beta del primer sistema operativo on-line, destinado a llegar a todos los públicos.

Juntando ambas conceptos y con la ayuda de algunos servicios de almacenamiento y reproducción de todo tipo de datos (flickr, blip.tv, youtube, wuala y otros muchos) estamos siendo transportados a un lugar que hace poco parecía ciencia ficción y que hoy es ya una realidad…

Un lugar en el ‘éter’ donde nuestra información está siempre accesible: desde cualquier ordenador, en cualquier momento, en cualquier lugar… y, por supuesto, protegida de miradas indiscretas y con total seguridad…

Más o menos como la de esos 84.000 delincuentes británicos desaparecidos hace pocos días… no los presos, sino sus datos…

No sé qué pensar… Mi amigo Vicente desconfía y creo que tiene razones para hacerlo.

Pero a la mayoría la tecnología nos puede… Es como esos niños afganos que recogen una cosa del suelo pintada de colores, como un juguete, y al final es una mina antipersona que, en el mejor de los casos, les vuela una mano y en el peor la cabeza…