Archivo de la etiqueta: Consumo

Gasolina mucho más barata: ahorrar es posible

El blog Sindinero.org ha publicado el curioso post que corto-y-pego a continuación. Puede que las sugerencias para el ahorro sean interesantes. Yo pondré en práctica alguna de ellas, como repostar al amanecer… de hecho ya lo hago casi siempre. En cambio no creo que reposte cuando estoy a medio depósito, eso me haría perder el tiempo y no sé si me compensaría… aunque quién sabe.

De todos modos, yo sigo una estrategia muy eficaz desde que hago cada día 50 km. aproximadamente. Y es conseguirse una tarjeta de crédito o algún otro sistema por medio del cual nos hagan descuento en la gasolina que compramos. En mi caso, todo consiste en usar una Visa de Cepsa, con eso consigo descuentos de entre el 5 y el 8 por ciento, dependiendo de en qué gasolinera llene el depósito… por supuesto, siempre de esa empresa.

Conseguir este tipo de descuentos es fácil. Lo que no es tan fácil es llevarse el 8%, pero en España se puede… y supongo que tb en otros países…

Dicho esto os dejo con los trucos.

1er Truco: Llenar el depósito por la mañana temprano.La temperatura ambiente y del suelo es más baja. Todas las estaciones de servicio tienen sus depósitos bajo tierra. Al estar más fría la tierra, la densidad de la gasolina y del gasóleo es mayor. Al contrario pasa durante el día, que la temperatura del suelo sube, y los carburantes tienden a expandirse. Por esto último, si usted llena el depósito al medio día, por la tarde o al anochecer, el litro de combustible no será un litro exactamente. En la industria petrolera, la gravedad específica y la temperatura de un suelo, juegan un papel muy importante. Donde yo trabajo, cada carga de combustible en los camiones es cuidadosamente controlada en lo que respecta a la temperatura. Para que cada galón vertido en la cisterna del camión sea exacto.2º Truco: Cuando llene el depósito, no apriete la manilla del surtidor al máximo. Según la presión que se ejerza sobre la manilla, la velocidad del surtidor puede ser lenta, media o alta. Elija siempre el modo más lento y ahorrará más dinero. Al surtir más lentamente, se crea menos vapor, y la mayor parte del vertido se convierte en un lleno eficaz. Todas las mangueras surtidoras devuelven el vapor a al tanque. Si llenan el depósito apretando la manilla al máximo un cierto porcentaje del precioso líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación. Con lo cual, consiguen menos combustible por el mismo dinero.3er Truco: Llenar el depósito antes de que este baje de la mitad. Mientras más combustible haya en el depósito, menos aire hay en el mismo. El carburante se evapora más rápidamente de lo que usted piensa. Los grandes depósitos cisterna de las refinerías tienen techos flotantes en el interior, manteniendo el aire separado del combustible, con el objetivo de mantener la evaporación al mínimo.4º Truco: No llenar el depósito cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni inmediatamente después. Si llega usted a la estación del servicio y ve un camión cisterna que está rellenando los tanques subterráneos de la misma, o los acaba de rellenar, evite, si puede, repostar en dicha estación en ese momento. Al rellenar los tanques, se remueve el combustible restante en los mismos y los sedimentos del fondo. Así que corre el riesgo de repostar combustible sucio.

Firefox 3. Poder… de convocatoria

Hoy era el día en que todo el mundo debía demostrar que el software libre puede imponerse al sofware comercial, descargando, todos a una en solo 24 horas, el nuevo Firefox 3.
El objetivo se ha cumplido, puesto que, según parece, los servidores de Mozilla se han visto totalmente colapsados por una avalancha de peticiones que ha superado en mucho las expectativas más optimistas.
Sigue leyendo Firefox 3. Poder… de convocatoria

Botellón, jóvenes, alcohol…

Encontraréis en el blog de Educación Social una entrada de un compañero de la facultad que propone un debate acerca del tema de este post. Os dejo el enlace, para que veáis como va la cosa y os adjunto un comentario mío (un poco extenso, cómo no) al respecto. Aquí o allí vuestra opinión será bien recibida.

El amigo Cristóbal nos propone un tema a debatir que creo que es muy interesante porque es de la máxima actualidad y seguro que entre nosotros mismos, futuros educadores, puede haber notables discrepancias.

No entraré en la esfera de lo político ni de lo legal. Prefiero quedarme en la de mi experiencia personal por una parte o, yendo un poco más lejos, en la social.

Quiero aclarar que no tengo una opinión muy formada acerca de lo que es el botellón y cuáles son sus motivaciones y consecuencias. No lo sé porque nunca lo he practicado, al menos desde que tiene este nombre. Sí diré que he estado de fiesta largas horas en grupos multitudinarios y normalmente acompañados de música y/o espectáculos diversos.
Por mencionar algunas de estas fiestas citaría el clásico Canet Rock, que se celebró durante bastantes años hacia finales del franquismo y principios de la democracia, hasta que dejó de ser una alternativa, probablemente superada por la multitud de conciertos rock y pop que poblaron la geografía catalana y seguramente española.
Diré solamente que en Canet Rock se bebía en abundancia y se consumían drogas como hachís y similares. No quiero ni pensar en cómo debía quedar el recinto tras una noche entera de actuaciones y fiesta desmadrada. De todos modos era un lugar cerrado y la organización corría a cargo de la limpieza.
Otras fiestas mucho más callejeras eran los Carnavales. Al principio de la democracia se reintrodujo esta fiesta, muy arrinconada por el franquismo. Vilanova i la Geltrú tiene por tradición uno de los Carnavales más multitudinarios y completos de Catalunya. En esa epoca de ‘restauración’, los Carnavales de Vilanova fueron una auténtica locura. La proximidad de Sitges atrajo la presencia en los Carnavales de Vilanova de la comunidad gay de toda la provincia, lo cual potenció la imagen de alegría y fiesta sin cortapisas ni restricciones. Digamos que a los elementos meramente festivos y de consumo de alcohol y cannabis se sumó un carácter de reivindicación y liberación sexual muy necesario en aquel momento. Cómo quedaron las calles de Vilanova tras aquellas fiestas es algo que naturalmente  cuesta describir. No obstante, yo que he sido vecino de esta ciudad durante años, diré que no parecía que la población autóctona sintiera ningún rechazo por los que venían a celebrar el Carnaval a la ciudad desde otros lugares. Además, la tradición se ha mantenido a lo largo de los años. Hoy día los Carnavales de Vilanova ya no son tan multitudinarios ni llega tanta gente de fuera, sin embargo las calles quedan todavía tremendamente sucias y además pegajosas a causa de las guerras de caramelos y merengue que se hacen como cosa normal.
Otra fiesta a la que asistí y que fue criticada (injustamente) por la supuesta falta de higiene de los asistentes, así como por la promiscuidad sexual que (dicen) se vivió, fueron las Jornadas Libertarias, celebradas en el Parque Güell de Barcelona en julio de 1977. Mi recuerdo de estos días es imborrable. Se bebió, se consumió y se vivió / recuperó una libertad que algunos habían perdido 40 años antes y otros no habíamos conocido nunca.
No cabe duda que debimos ensuciar lo nuestro, pero el Parque Güell y la obra de Gaudí fueron, por supuesto, respetados al cien por cien.
Una fiesta en la que se ensució mucho y se bebió muy poco fue la del día de Sant Jordi, en Barcelona, en 1975 (o 1976). Fui un día de auténtica fiesta nacional, mucho más allá del conocido 11 de septiembre. La ciudad de Barcelona salió a la callé, compró libros y rosas y manifesto su alegría por el nuevo orden y la libertad aquiridas. Cientos de miles de personas en las calles no pueden pasar deaspercibidas ni dejarlas muy limpias… pero a nadie pareció molestarle demasiado este detalle… ya lo dijo Enrique IV: París bien vale una misa… :-)

Pero dejemos la nostalgia: viniéndos para el presente podríamos argumentar que las cosas son distintas y que el momento histórico y las circunstancias que vivimos son diferentes.
Desde luego, pero la juventud siempre es juventud. A mí las restricciones ni me gustaron entonces ni me gustan ahora. Sin embargo sabemos que la calle, lugar que debería ser público tiene su uso restringido cada vez con frecuencia a un sector de la población que no cuenta con los jóvenes.
Por otra parte, el precio de las bebidas, tanto alcohólicas como no, ha subido hasta la estratosfera, igual que la mayoría de cosas, en los últimos años. Los jóvenes, que no tiene fácil acceso al trabajo ni a la vivienda ni a nada lo tienen difícil para salir adelante y pocas razones para sentirse satisfechos.

Mi punto de vista es que prohibir no es la solución. La solución pasa por ofrecer alternativas verdaderas (posiblemente el botellón no lo sea) de vida, de educación y de diversión… y espacios para uso, sin restricciones, para la juventud.
Puede que algunos jóvenes tengan trabajo o estén subvencionados por sus familias y tengan un acceso a niveles de vida más altos y de diversión más ‘sofisticados’, pero sospecho que esta población acomodada y satisfecha es muy minoritaria.

Dejar a los demás abandonados a su suerte se traduce automáticamente en  marginación y actitudes hostiles a la sociedad establecida, bienpensante, adulta, etc.

Personalmente no es eso lo que quiero. Aún me siento muy joven y quiero respeto para los jóvenes. A lavez soy lo bastante mayor como para saber que el futuro de la sociedad está y estará siempre en las manos de la juventud. Los adultos no estamos aquí para prohibir, sino para educar.

Laparoscopia

Ya estamos en casa. La operación de Nena ha sido todo un éxito. Como ya se ve por el título de este post, la operación se la han hecho por medio de una técnica quirúrgica poco agresiva llamada laparoscopia. Hoy en día casi todo el mundo sabe que la laparoscopia es un tipo de endoscopia que se realiza en el abdomen.
La ‘gracia’ de este tipo de intervenciones es que en vez de hacerse con bisturí y un orificio de dimensiones notables, se practica a través de tubos que pasan por orificios de solo un par de centímetros (0,3 pulgadas o menos). Lógicamente el daño muscular es mucho menor en el caso de las endoscopias y por tanto la recuperación se reduce a una cuarta parte del tiempo o menos, así como el período de hospitalización.
En el caso de Nena, ingresó el viernes y ha salido el domingo. Ha estado ingresada el periodo máximo en estos casos. Si la operación hubiera sido un poco más breve (y por tanto también la cantidad de anestesia) en 24 horas habría estado en casa. Sigue leyendo Laparoscopia

Las teorías catastrofistas ganan adeptos

Este es el títular de un extenso artículo publicado en El País.com negocios:
¿El apocalipsis del capitalismo?
Las teorías catastrofistas sobre la crisis financiera ganan adeptos.

El artículo o reportaje es un poco extenso, ya que recoge diversas fuentes, la mayoría bien situadas y relativamente fiables. O al menos no se trata de agoreros de la peor calaña, que también los hay tanto en la Red como en la prensa.

Sería muy bueno que los amigos que quieran saber a qué nos enfrentamos en este mundo globalizado durante los próximos años echaran un vistazo a este texto que he enlazado. No importa en qué continente vivamos, nos afecta a todos.

Sigue leyendo Las teorías catastrofistas ganan adeptos

S’ha acabat l’arròs!!

Esta es una frase muy popular en Catalunya que viene a significar que ya está bien, que algo se para, que ya es suficiente de algo o, sencillamente, que algo se ha acabado. Textualmente se puede traducir como : ‘Se ha acabado el arroz’.

Que la crisis económica que ya tenemos es pequeña con respecto a lo que se nos viene encima es algo de lo que seguiremos hablando en el futuro, aquí, en momeces y en todas partes. Y si no, al tiempo.

Anoche en Twitter me llegó la onda que en Estados Unidos se estaba racionando el arroz. Inmediatamente pensé en los países asiáticos y latinos que consumen arroz como en España comemos pan o patatas, con la diferencia de que allí, para muchos, el arroz es parte sustancial o exclusiva de la comida diaria…

Sigue leyendo S’ha acabat l’arròs!!