Tanger, de Oliverio Girondo

TANGIER-OldPostcardTangierMarket1950s

Vuelvo a la carga, después de una pausa, con los poemas de Girondo.

Recibí hace un par de semanas el libro de Jorge Schwartz: Oliverio Nuevo homenaje a Girondo que contiene abundante información sobre este poeta, además de imágenes y poemas inéditos. En mi opinión el libro de Beatriz Viterbo Editora es tan interesante que ningún aficionado a Girondo debería perdérselo… y ofrece mucho más de lo que vale.

Ya recité alguno de los nuevos poemas de este ‘Nuevo homenaje’… Burritos, por ejemplo, es uno de ellos.

Os iré dejando más a medida que pueda. Recitar a Girondo produce una maravillosa y estimulante sensación, difícil de describir y que uno no imagina hasta que se pone a ello.

Hoy os traigo un poema un poco más extenso de lo habitual. Muy gráfico, luminoso e impactante. Su título: Tánger.

12 comentarios en “Tanger, de Oliverio Girondo

  1. BENDITOS SEAN LOS QUE HAN CONTRIBUIDO A ESTE TRABAJO;HACE 50 ANOS ABANDONE TANGER;CON MUCHAS LAGRIMAS EN MIS OJOS Y AUN SIGO SONANDO Y PENSANDO
    COMO ….TANGERINA………Y RECUERDO CON EXACTITUD
    TODAS SUS CALLES ..SUS BAKALITOS..Y SUS EDIFICIOS COMO EL DE LA CALLE DE …CROCIO….

    HOY CON MIS 82……ANOS ;VUESTRO TRABAJO SOBRE
    TANGER ME LLENA EL CORAZON DE ALEGRIA;
    LEYENDOLO ME VEO DE NUEVO EN NUESTRO …TANGER…….

  2. Henriette me alegra mucho contar con su presencia en este blog.

    También celebro que le haya gustado el poema de Girondo.

    El hecho de que le recuerde a ‘su’ querido Tánger me hace pensar que Oliverio Girondo supo acercarse y captar a la esencia de esta ciudad, a pesar de ser solamente un viajero.

    A la vez me anima a intentar visitar Tánger en el futuro, aunque supongo que ya no será como usted la recuerda y Girondo la describe.

    Le mando un beso desde (cerca de) Barcelona

  3. Me ha encantado, muchisimas gracias. A veces me pregunto que tiene Tanger, soy nacida en Tanger. , pero
    marche a los tres años a Casablanca. Me empapo de sus noticias, paisajes, cultura, y voy cada vez que puedo, no todo lo que me gustaría. A mi me relaja un montón.

  4. Hola, Angèle
    Te agradezco tu comentario, no solo porque me encanta tener toda clase de comentarios, sino porque también me animas a visitar Tanger. Nena, mi esposa, estuvo allí hace bastantes años, pero yo no he ido nunca.
    Ambos estuvimos no hace mucho de vacaciones en Marrakesh y nos encanto, así que tal vez nuestro próximo viaje a Marruecos nos lleve a Tanger.
    Por cierto, escribes muy bien el español, a pesar de que tu nombre suena francés.
    ¡Hasta pronto!

  5. Hola, Sana

    Si te refieres a la siguiente estrofa:

    “Erizadas de manos y de brazos

    que emergen de unas mangas enormes,

    las barcas de los nativos nos abordan

    para que, en alaridos de gorila,

    ellos irrumpan en cubierta

    y emprendan con fardos y valijas

    un partido de “rugby”.

    Al parecer Girondo describe cómo una multitud ruidosa llega al barco del poeta y narrador y toma el equipaje de los visitantes a Tánger para transportarlo a su destino. Compara el proceso a un partido de rugby, tal vez por la forma poco sutil de coger el equipaje, tal vez porque la gente pelea para hacerse con algún bulto y así poder cobrar algo de dinero por el transporte.

    Saludos y gracias por tu comentario

  6. Buenas, me encanta Girondo, su lenguaje impactante y sensual. Gracias por divulgar el universo de este maravilloso artista con tu voz y tu lectura. Estoy haciendo un trabajo de traducción al francés de sus poemas y me gustaría que me ayudaras en cuanto al significado de estos versos de la tercera estrofa de “Tánger” :

    “y cuando quedan en silencio
    provocan la tentación
    de echarles una moneda en la tetilla
    y hundirles de una trompada el esternón.”

    Muchísimas gracias de antemano.

    Amélie

  7. Hola, Amèlie

    A mi entender Girondo compara a los tipos tan escandalosos que cargan con los equipajes, con las viejas máquinas de discos que funcionaban con monedas (en algunos lugares se las llamaba vitrolas).
    Esas máquinas tenían una ranura para poner las monedas, que equivaldría a la tetilla, y unos botones para seleccionar la canción y a veces uno más grande para poner el disco en marcha una vez seleccionado… ese sería el equivalente al esternón.

    Aunque sé algo de francés no tengo el nivel suficiente para ayudarte con esa traducción. Lo siento. :)

    Vitrola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s