Archivo de la categoría: Arte, poesía, pintura

Si hay primavera hay esperanza

Kiss primavera

Hoy encuentro en Aglaia, un blog amigo, el siguiente poema bajo el título de Primavera de 1939. Rai lo ha publicado en su versión original, en catalán.

Yo lo publico en castellano porque muchos de los que me leéis estáis en América o en España, donde no se habla catalán.

En estos tiempos inciertos, poemas como este son un rayo de luz que rasga las tinieblas.

“Todo el mundo la sentía, aunque nadie sabía cómo había llegado. Estaba en el aire y estaba en la sangre. Algo se había desatado, algo se había rasgado, no allí, en el campo, sino en un lugar infinitamente lejano para a ellos, y había sucedido como ocurría siempre, una orden de la tierra dada con misterio, secretamente, un gesto imperceptible de las ramas de los árboles, y las savias empezaban a subir, un cálido aliento llegaba a las llanuras, y las ocultas semillas estallaban, una mano de oro se hundía en las cumbres nevadas, y los ríos cantaban en voz más alta y los bueyes tenían una nueva dulzura en los ojos … ”

Agustí Bartra, Cristo de 200.000 brazos (1942)

¡Ah! La ‘modelo’ de la foto es Kiss, la perra que teníamos hace unos años y que ahora vive con unos vecinos (humanos y caninos), no muy lejos de nuestra casita de la montaña. Siempre nos acordamos de ella… :)

De vuelta el MusicBox

Vitrola

Por razones que no vienen al caso, hace algún tiempo quité de la barra lateral y ahora vuelvo a restaurar el widget de MusicBox, que enlaza poemas y canciones con especial significación para mí y que están ahí para que las podáis escuchar vosotros, si queréis, y las tenga yo siempre a mano.

Se trata solo de una pequeña selección, unos pocos archivos escogidos… Por lo que respecta a la música es variada, en cuanto a los poemas son casi todos de Girondo, aunque hay alguna cosa de Saramago o de Segarra (recitado por Ovidi).

En fin, os dejo un enlace aquí mismo para que veáis de qué va la cosa…

Calle de las Sierpes – Oliverio Girondo

 

La imagen que ilustra esta entrada es de Mario Martín del Campo

Frida Kahlo… Viva la vida!

Prometí al final de mi viejo y concurrido post Frida Kahlo (y yo), que en cualquier oportunidad que Frida se apareciera con algo importante en mi vida os lo haría saber.

Cumplí mi promesa algún tiempo desués y escribí Frida Kahlo… again!

Y ahora vuelvo para contaros que hace unas semanas, en uno de mis blog preferidos, Sex and the bici, recomendaron y enlazaron un impresionante documental sofre Frida, llamado The Life and Times of Frida Kahlo [2005]. El documental, que podéis descargar vía torrent si visitáis el mencionado blog o desde aquí (gracias, Biciman) es absolutamente extraordinario. No solo narra, una vez más, la vida de Frida Kahlo, sino que la sitúa perfectamente en el contexto que le tocó vivir y además nos proporciona unas imágenes bellísimas de sus cuadros (ahora ya me parecen mucho más impresionantes que tiempo atrás) y unas fotografías de Frida, muchas de las cuales irradian por los cuatro costados, la belleza increíble y fuera de lo común de esta artista y mujer sin igual.

Insisto, esos cuadros y esas fotos de Frida… no podéis dejarlos pasar. Descargaos el documental, tiene muy buena calidad de imagen y sonido y está en inglés con subtítulos en español.

Venga… ¡no os arrepentiréis!

Nuevo blog… y (muy pronto) podcast

Tenemos un pequeño anuncio para los amigos de Solo 24 Horas:
Nena y yo acabamos de crear un nuevo blog. Es un blog en de micro-relatos escrito en catalán. Nos encontraréis aquí… Relats de primera mà.
De todos modos, los que no entendéis el catalán… podéis estar tranquilos, después de un breve periodo de pruebas… una semana o quince días, crearemos la versión en español de dicho blog, que se llamará Relatos de primera mano (o algo parecido) y además de poder leerlo, también podréis escucharlo… ¡¡cada día!!
Sí, hemos dicho ¡¡cada día!!… ¿Qué os parece la idea? Esperamos que os guste.
Hasta muy pronto, amigos.
¡¡¡Estamos de vueltaaaaa!!!

El Trio “Archiduque”, Haruki Murakami y Kafka en la orilla

En Kafka en la orilla, una de las obras más sugestivas y, en momentos inquitante, que he leído en los últimos tiempos se hace referencia entre otras piezas musicales al Trío de Beethoven Op. 97 en si bemol mayor, conocido también como “Trío Archiduque”.
La novela menciona dos versiones, dándole más relevancia a la del trío conocido como Million Dollar.
He estado buscando por ahí y da la casualidad que este disco resulta difícil de comprar en internet (y en la calle)… porque resulta que ya NO tiene derechos de autor al ser la grabación de 1941.
Así que para los interesados en el libro de Haruki Murakami, en la pieza de Beethoven o en ambas cosas dejo a continuación los enlaces para que podáis escucharla o descargarla.

1. Allegro moderato (11:44)
2. Allegro (6:13)
3. Andante cantabile (10:19)
4. Allegro moderato-Presto (6:12)

Los que prefieran descargarlo de public-domain-archive.com pueden acudir a los siguientes enlaces:
La versión del Trio Million Dollar (1941) formado por Heifetz, Feuermann y Rubinstein.
La versión del Trio Casals (1928) formado por Cortot, Thibaud y Casals.

Para terminar, animaros, si no lo habéis hecho ya, a leer algo de este gran autor japonés (y melómano impenitente) que es Haruki Murakami, por ejemplo la novela mencionada, Kafka en la orilla (considerada la mejor novela de 2005 por The New York Times) o su obra más conocida Tokio Blues… o, si lo preferís, la más reciente (2007) curiosa y breve De qué hablo cuando hablo de correr.

Elijáis la que elijáis, disfrutaréis de buena literatura y tendréis la oportunidad de conocer o recordar piezas de jazz, pop o clásicas con las que Murakami condimenta profusamente todas sus obras.

 

Biciman presenta… Sex And The Bici

Sin compasión. Copio y pego esta imagen y este poema de Biciman.

Las razones son varias. El poema no solo es brillante, además refleja con una gran nitidez mi propio sentir.

La imagen, sin duda refleja aún más nítidamente el sentir del poema…

Y todo ello no es más que un pálido reflejo del sentir y la capacidad de comunicar que tiene Biciman.

Pero… ¿de qué nos serviría esa capacidad de Biciman si no tuviéramos acceso a él? ¿Si él no nos diera acceso a sí mismo a través, no solo de su poesía, sino también de las fotos, películas y música que nos muestra y nos da a conocer?

¡Efectivamente, lo habéis adivinado! ¡Biciman tiene un blog! Se llama Sex And The Bici y es el mejor o una de los mejores que conozco según se trate de buscar películas (extraordinarias), bicicletas, poemas, bellezas en bicicleta o música de todo género y calidad garantizada.

Estáis advertidos. Si no visitáis su página, la responsabilidad será solamente vuestra.

Ah… lo olvidaba… la foto…

… y el poema

Hay que darle espacio al tiempo
pa’ que se pueda estirar
y los minutos engorden
y las horas se hagan días
y los días se hagan vidas
y los segundos lleguen segundos
cuando perder es ganar.
Hay que darle tiempo al tiempo
pa’ que pueda descansar
porque el apuro entorpece
las ganas de transitar
el camino de la tortuga
cuya insistencia enaltece
acrecienta y fortalece
la alegría de llegar.

Por Biciman.©

Esta estatua está muy viva

Al tratar de ilustrar el post anterior estuve buscando en la red imágenes de estatuas y esculturas.

La que más frecuentemente aparece es, sin lugar a dudas, la Estatua de la Libertad de Nueva York.

Sin embargo me llamó la atención un post con fotos muy divertidas. He usado para esta entrada el mismo título que el blog donde las encontré… y aquí arriba os dejo una muestra. Estoy seguro que no dejaréis de visitar el sitio para la ver las otras fotografías.

Dos poemas de Juan Ramón Jiménez

Yo no soy yo.
Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pie cuando yo muera.



Vino, primero, pura,
vestida de inocencia.
Y la amé como un niño.
Luego se fue vistiendo
de no sé qué ropajes.
Y la fui odiando sin saberlo.
Llegó a ser una reina,
fastuosa de tesoros…
¡Qué iracundia de yel y sin sentido!
…Mas se fue desnudando.
Y yo le sonreía.
Se quedó con la túnica,
de su inocencia antigua.
Creí de nuevo en ella.
Y se quitó la túnica
y apareció desnuda toda…
¡Oh pasión de mi vida, poesía
desnuda, mía para siempre!

(Eternidades. 1918)

***

El primer poema me ha gustado mucho porque está en la línea taoísta y budista que tanto me aporta. Pone de manifiesto de forma sutil y maravillosa la diferencia entre lo que creemos ser y lo que  somos.

El segundo me ha hecho pensar en Claudia tan apasionada de la poesía y de la vida. Y se lo dedico.

Puedes leer algunos otros poemas de J.R. Jiménez en el sitio  cetr.net